Image1

Desde Escandinavia con amor

Cuando se empiezan a vislumbrar los días de frío y lluvia en la capital es cuando se deja ver Días Nórdicos, festival multidisciplinar realizado en España y América Latina dedicado íntegramente a la escena cultural de los países nórdicos. Desde 2010 este glaciar en el desierto lleva haciendo las delicias de los que adoramos la cultura de los países del norte gracias a exposiciones, películas, recitales de poesía, teatro y música. Mucha música.

El penúltimo jueves de octubre había en Conde Duque un plan brillante: venía Adrian Recording con toda la artillería. Este sello sueco es uno de los referentes de la escena del lugar sin olvidar a Labrador Records (bendito seas  Johan Angergård) y qué menos que ponerle un día propio a tal azaña para presentar a sus grupos.

Para amenizar el principio de la velada estaba Magnus Bjerkert a los platos en una sala anexa al auditorio donde se sucederían los conciertos, nada menos que VED, YAST y Alice Boman. El capo del sello repasó las referencias de su catálogo aunque no se pudo resistir a poner a los Legends, The Radio Dept. y otras delicias nórdicas. Un Debaser por un rato.

Los conciertos empezaban y el auditorio estaba repleto para ver la primera actuación de la noche. Tímida y sonriente, Alice Boman pisó el escenario y se hizo el silencio esperando la primera nota de su teclado. El reciente fichaje de Adrian fue desgranando su único EP Skisser con una sensibilidad y ternura que consiguió poner los pelos de punta a todos los asistentes vista la ovación que la brindaron al término de What Are You Searching For, canción que dio por concluido un directo de apenas cuarenta y cinco minutos. Corto pero intenso.

El folk melancólico dejó paso al pop de ensueño de Yast. Con uno de los mejores debut del año bajo el brazo, el quinteto de Malmö empezó tocando los temas más melancólicos de su disco homónimo con autoridad y empaque. Strangelife, Believes, I Wanna Be Young… ni una mala y cada tema superando lo escuchado en el disco. El público acompañaba los coros en el tema YAST, movía la cabeza con Summertime y se dejaba las manos rojas después de Because of You, poniendo el punto guitarrero como broche del espectáculo. Se sentían triunfadores.

Del colofón se encargaron VED con su pop progresivo experimental. El proyecto liderado por Mattias Nihlén ha ido ganando adeptos a la causa y se presentó con cinco músicos que jugaban con guitarras, bajo, sintetizador, batería, triángulo, picas, xilófono y toda clase de instrumentos para hacer una jam session experimental donde el caos estaba muy bien organizado. Temas largos que se hacían cortos, atmósferas tropicales y toda clase de sonidos volaban por el auditorio hipnotizando a los pocos asistentes que quedaban. Un cierre exquisito solo al alcance de virtuosos.

Terminaba, por esa noche, Días Nórdicos, una de las iniciativas más interesante del panorama capaz de calentar los días más fríos.

Publica tu comentario en Facebook