Adele 21

Adele

21

[XL; 2010]

6.5


El nuevo disco de la londinense ya está en la calle y estamos seguros que no va a pasar desapercibido. La mezcla de estilos nos muestra un trabajo muy conseguido durante dos años de trabajo con colaboraciones de gigantes de la música.

Como ya hiciera con su predecesor, el título marca la edad a la que edita, 21 añitos de autentica locura musical para nuestro deleite. Desconocemos las amistades de la joven Adele, pero sabe a quién arrimarse, como ejemplo véase a  Paul Epworth y Rick Rubin, nada más que por esto ya merecería la pena escuchar el proyecto (independientemente de la persona  de quien hablamos).

El disco comienza con mucha fuerza, Rolling in the deep es un señor tema con el que uno se puede dar por satisfecho antes de escuchar el resto del disco. El blues y el rock se mezclan entre coros góspel en este tema comandado por una voz que nos recuerda mucho a la gran Aretha Franklin. Tras esto sería normal notar cierto bajón en el disco pero nada más lejos de la realidad, Rumor has it nos traslada a la América negra, el blues protagoniza entre grandes coros otro de los grandes temas del disco. Tras esto dos temas más tranquilos nos dejan descubrir las capacidades de Adele capaz de parecer otra persona en Don´t you remember donde su voz parece dejar a un lado la agresividad del blues y mostrar una voz más melódica (e incluso melancólica).

Set Fire to the rain la escuchareis en anuncios, bandas sonoras o autopromociones, es uno de los singles del disco cuyo fin será copar las listas de más de un país y cuyo estilo muestra una vez más las capacidades de artista y productor. El siguiente tema nos da otra vuelta de tuerca y es que He won´t go bien podría cantarla a duo con Jay Z. Take it all retoma el camino de la melodía y la tranquilidad.  ¿Trompetas? ¿Piano? ¿Estamos en un garito de Brooklyn? I´ll be waiting nos desplaza en el tiempo y en el espacio hacia una época donde la voz de una chica de color canta con su banda mientras el público vacía sus copas en las mesas, no me creéis?.

One and Only mezcla esa pasión por el blues de nuestra compositora con su estilo personal, este es otro gran tema del disco sin duda alguna.

Lovesong y Someone like you creo que son una lección a todas las chicas que parecen sobrevivir a base de baladas y más baladas, Celinas y Anastasias, tomen ustedes notas de cómo se hacen temas de cierta intimidad sin aburrir ni empalagar.

Por si no fuese suficiente, If i Hadn´t been for love nos causa de nuevo otro giro inesperado que demuestra de nuevo las posibilidades de esta chica que no parece tener la edad que tiene y que con una sola guitarra acústica y su voz bien podría haber sido una acompañante excelente para el mismo John Lee Hooker.

El último tema quizás es el que menos me atraiga, Hiding my heart cierra un disco que no parece tener demasiado orden ni sentido pero que deja muy claro el alcance de Adele.

Es esta falta de elección la que me decanta a no puntuar demasiado alto el disco, tenemos temas de autentico sobresaliente y otros que sin embargo no encajan demasiado por lo que creo que al igual que el típico profesor odioso, he de esperar a que nuestra joven Adele se presente de nuevo (con otro disco) con la esperanza de elegir su estilo y con ello conseguir la nota que realmente se merece.

Publica tu comentario en Facebook