21


Yeasayer

Fragrant World

[Secretly Canadian; 2012]

3.5


“O.N.E”, “Ambling Lap” o “2080” dejaban patente constancia, no hace demasiado, de la capacidad de Yeasayer de poder construir canciones de gran calidad sin dejar de ser desenfadadas. Yeasayer han bebido de la influencia más psicodélica de Animal Collective pero también de la misma fuente festiva de MGMT con un toque sobrio de banda clásica, un grupo “mestizo-hype” que gustó y con razón en su debut “All Hour Cymbals” de 2007 y que triunfó con autoridad con “Odd Blood”.

Ahora nos llega el momento de la verdad, “Fragant World”, un tercer disco dificilísimo por aquello de las expectativas. Toma expectativas han debido de pensar, Yeasayer han decidido que no van a hacer frente a las comparaciones y han comenzado un nuevo camino que bien podía llevar otro nombre de grupo de banda. Este tercer envite de los de Brooklyn ha supuesto una ruptura total con el pasado más visceral de la banda.

Y es que si en sus anteriores discos nos encontrábamos perlas en cada esquina y canciones de pista de baile, en este, desde la pistera y soporífera “Fingers Never Bleed”  no hay donde agarrarse. Los arreglos vocales que antes aportaban tanto, se han quedado en un lloro absurdo que no ayuda a tragar canciones como “Longevity”, un acercamiento al Michael Jackson más casposo, aunque el homenaje máximo a los 80 llega en “Blue Paper”, con un final impredecible y sin coherencia que da paso al que fue single del disco, “Henrietta”.

Que al escucharla la primera vez, sonó bien, transmitió buenas sensaciones pero que al estar acompañada de sucedáneos experimentales de tipo “No Bones” o “Damon Road” donde la influencia de Animal Collective se ha quedado en puro espejismo, ha quedado deslucida. Y es que a medida que vamos buceando en el disco vamos encontrando menos oxígeno que aspirar, el disco es homogéneo hasta decir basta, pero falto de carisma. Por destacar algo de grano entre tanta paja, “Glass of the Microscope” cumple con las premisas de un disco experimental de Yeasayer, una melodía alegre y potente, con buenos arreglos sin dejar de potenciar la voz, aunque tuviéramos que pasar por el horror, de nombre “Folk Hero Shtick”.

Este “Fragant World” nos deja a un grupo que quiere disfrazarse de otro y no ha sabido, y además, ha perdido un gran sello propio que tenían. No encontramos a los Yeasayer que tenían algo que decir durante la hora que aproximadamente dura, como prueba basta con ponerse cualquiera de los antiguos para saber que algo se ha roto. Tal vez, ¿demasiado ambicioso?, ¿carente de inspiración?, simplemente insulso.

Escúchalo en Spotify: Yeasayer – Fragrant World

Publica tu comentario en Facebook