Radiodept

!Que vuelven los suecos! Después del retorno en este 2010 de Sambassadeur le toca el turno a los chicos del departamento de radio, la maquinaria del país del mejor pop está este año en marcha. La calidad que les falta a sus muebles estos suecos se la guardan para el pop.

 

Tras cuatro años y dos EP’s de por medio vuelven The Radio Department con su tercer larga duración, Clinging to a scheme. El disco que aún no está a la venta pero está disponible en su distribuidor favorito del mundo blogger, nos ha dejado después de algunas escuchas, tal que así: mucho tiempo, pocas novedades.

Y es que después del paso de dos EP’s bastante buenos, sobretodo David (2009), el grupo parece perder fuelle y ya no nos ofrece en su nuevo trabajo una vuelta de rosca más en ese genial sonido que les identifica. El paso que se aprecia de Lesser Matters (2003) a Pet Grief (2006) por un sonido más alegre no fue del agrado de todos, entre los que no me incluyo, pero hay una clara dirección hacia un sonido más luminoso y bailable. Un tipo de paso hacia algún lugar que te muestra que el grupo tiene algo que decir.

En este caso nos encontramos con diez buenos temas pero que dan la sensación de no ofrecer nada nuevo, sensación de linealidad y que al fin y al cabo no despiertan esas geniales sensaciones que ofrecían con trabajos anteriores.

Especialmente llamativo es que no decidieran incluir el que desde aquí proclamo uno de sus mejores temas “Messy enough” incluído en su último EP.

 

{youtube}6v6xNVeSRq0{/youtube}

 

El disco abre con dos buenos temas muy en la línea de lo que nos ofrecieron en sus anteriores trabajos “Domestic Scene” y  “Heaven’s on fire”. Siguen apostando claramente por sus bases atmosféricas y repetitivas mezclado todo con la voz made-in Pet Shop Boys de Johan Duncanson.  Nada nuevo en el horizonte hasta que llega “Never follow suit” que te traslada al sonido de los 90’s de los también suecos Ace of Base. Tras el shock vienen los mejores momentos del disco con “The video Dept” que nos devuelve al mejor sonido power pop del grupo y “Four months in the shade”, ésta última una frenética carrera instrumental de casi dos minutos en los que se espera que rompa en cualquier momento la voz para hacer de ella una rompe pistas pop, pero no caerá esa breva y nos tendremos que conformar con “You stopped making sense”. Un cierre bastante prescindible y que acaba por dejar bastante mal sabor de boca. Pocas canciones de éstos chicos hacen que saque de mi bolsillo el Ipod para darle a avanzar, ésta lamentablemente lo consigue.

 

{youtube}iXbBT0ZNr5s{/youtube}

 

Lo que personalmente me esperaba como uno de los mejores discos de este año se ha quedado en un disco correcto, sin más.  Atrás se quedan momentazos de sus discos anteriores de gallina de piel, de esos que hacen que sea uno de tus grupos preferidos para dar un paseo en primavera con los cascos puestos y te sientas dentro de un videoclip cuando todo se mueve al son de sus loops atmosféricos.

Una pena que tras tanto tiempo de por medio y dos sencillos acaben firmando un trabajo tan insulso, aunque no me hagan caso y concédanle una oportunidad, quizás sea el análisis distorsionado de un fan despechado que esperaba demasiado.

Publica tu comentario en Facebook