Miike Snow

La música es cosa de músicos, no hay duda ninguna, pero que los productores aportan una visión distinta y que se saben "las magias" para que un disco suene a gloria, es impepinable.

Así se presenta esta especie de banda con Andrew Wyat, como escritor y compositor, y Christian Karlsson y Pontus Winnberg como parte del grupo aunque son dos productores. A esto le añadimos que son de uno de los paises mas prolíficos del momento (en lo musical) Suecia y obtenemos este disco.

Disco que se permite el lujo de abrir con un tema extraordinariamente pegadizo "Animal" que por cierto tienes más remixes que  "la macarena", no hay persona en el mundo que no escuche este hit y no mueva la pierna, un principio donde suenan todo tipo de arreglos el tema es de una producción sobresaliente. Aunque así es todo el disco,

De segundo  "Burial" donde el comienzo a golpe de "xilófono/teclado" se repite de principio a fin dejando al oyente enganchado al disco (atención al video). Para mi uno de los cortes estrellas del disco es "Silvia"  tal vez el tema peor colocado, en una tercera posición donde pasa desapercibido para casi cualquiera además de llegar a los 6 minutos y carecer de la fuerza inicial  necesaria para aguantarlo hasta el final, pero amigo, menudo final!!.

{youtube}rbweZyA3JXU{/youtube}

"Song for no one" y "black & blue" dos trabajos en las antípodas, el primero de factura dulce y delicada un tema muy "indie" y el segundo cargado con una fuerza y un ritmo desde el primer momento fabulosos.

Si bien es cierto que hasta aquí todo es bueno al disco le falta algo, algo más complicado, sencillamente llevas la sensación de estar siempre escuchando lo mismo, aunque pasado a distintas velocidades, el disco me gusta pero ya me he hartado de su frescura, necesito algo como " A horse is not at home" solo por el título del tema me quedaré a la fiesta, Cojones que fiesta!! la voz toma un protagonismo que no había tenido a lo largo del disco, mierda vuelvo a estar enganchado a esa droga.

Y después de esto viene lo que todo LP necesita una bomba de relojería, algo que cambie mi frecuencia cardiaca, voces y arreglos por un tubo, sonidos de  la jungla, teclados de juguete, una voz a veces estridente en eco, que jodida maravilla, nada suena por casualidad todo tiene un orden,  "cult logic" hace que el disco pase de bueno a excelente. Os aseguro que este corte  en los cascos de un buen reproductor es una experiencia digna de vivir.

Y a partir de aquí ya da igual quedan cosas como "faker" preciosa y nada parecido al estilo marcado a lo largo de la hora que llevo escuchando esto, o la díscola "in search of" digna de mención.

Me reitero de lo dicho al principio, un disco donde la producción es perfecta y donde se demuestra que los productores saben cosas que los músicos a veces desconocen, pequeños trucos, arreglos que pueden hacer que casi cualquier cosa suene a gloria. Eso sí en directo por estos no pongo la mano en el fuego......o sí

{youtube}ZpJChzQtH3E{/youtube}

Publica tu comentario en Facebook

 

Contenidos Relacionados