The Black Keys El Camino

 


The Black Keys

El Camino

[Nonesuch; 2011]

8.3


 

Los garajeros están de vuelta, cuando ya creíamos que estaba todo el pescado vendido en este 2011, esta banda de Ohio nos regalan El Camino, súbete a la camioneta que nos vamos…

Es este camino el que recorren este dúo a bordo de un buen buga al más puro estilo americano. Lo fundamental para tirar millas es aportar una resistente carrocería, fundamental si está a la voz y guitarra Dan Auerbach y un potente motor cuyos engranajes mueve Patrick Carney. Efectivamente o tal vez ni te interese, este grupo atesora en su haber tres Grammys con su último disco Brothers, sirva para al menos sugerir lo extensa que es su alargada sombra.

Esta pareja originarios de Akron, Ohio, han sabido rodearse para este álbum de un productor que sin modificar su gusto por el sonido más ruidoso y garajero, ha sabido llevarlos a cotas superiores. Hablamos del conocido Danger Mouse, productor y también componente de Broken Bells.

Atrás han quedado seis largos que han dejado su rodadura en el grupo: The Big Come Up (2002), Thickfreakness (2003), Rubber Factory (2004), Magic Potion (2006), Attack & Release (2008) y el ya comentado Brothers (2010).

No es para menos que la canción que abre el álbum sea un temazo como la copa de un pino, Lonely Boy además de tener un video que ha invadido de forma viral todos nuestros ordenadores, hace que saltemos de nuestro sofá y nos pongamos a movernos con ese movimiento involuntario de manos y pies.

En otro palo se sitúa Dead And Gone, más tranquila y con falsetes desgarradores a cargo del gran Dan. Otro tema es Gold On the Celling, joyita en bruto, que no hace más que contagiarte con ritmos de finales de los sesenta, los cuales nos traen reminiscencias del gran Jimi Hendrix con guitarreo puro y duro.

Empezando casi a capella Little Back Submarines va in crescendo hasta que no puedes evitar tararear…. Oh, can it be, the voices calling me? Ya no hay más remedio, te han abandonado en mitad de la carretera en medio de un guitarreo sucio pero gratificante. La misma sensación que nos cuentan con Money Maker, distorsiones psicodélicas para disfrute del personal.

Gira la llave y conduce sin mirar atrás porque si te das la vuelta caerás de nuevo. Run Right Back brilla por su letra: She’s the worst thin , I’ve been addicted to, jodido pero cierto. Sister con una potente batería y ritmo anodino no hace más que recordarme el clásico Iron Butterfly, grandes acordes.

Hell of A Season con sonidos que me recuerdan a Lonely Boy me sabe a poco la verdad. Sin embargo Stop Stop marcan un estilo fácil con vuelta a los falsetes y llena de ritmos rápidos. Al ser el tramo final del disco se nota decaer la intensidad. Aunque Nova Baby aporta algo más, ya Mind Eraser es un final anunciado para una carretera que empezó llena de cuestas y curvas y que ha terminado por convertirse en una autopista llana y sin un árbol en cien kilómetros a la redonda.

Gran disco que aunque lanzado a finales de año, dará mucho que hablar, sino lo ha hecho ya. Subiros al carro de The Black Keys y ellos te llevaran por las carreteras sinuosas del rock más garajero.