21


Tegan and Sara

Heartthrob

[Warner Bros. Records; 2013]

Calificación: 5,5/10

Escúchalo en: Spotify


¿Qué es lo que hace que unas chicas que llevan cinco LP a sus espaldas realizando un notable pop rock de repente decidan que se siente mas a gusto en unos registros más poperos y editen un nuevo álbum bastante menos rockero de lo que nos tienen acostumbrados a sus seguidores?

Respuesta difícil, aunque si somos conscientes de cual es la situación actual de las discográficas, nos daremos cuenta de que si existe una oportunidad en la que alguno de sus grupos sean capaces de modificar su estilo para ser lanzados mundialmente, la respuesta es evidente. Pues parece que nuestras queridas hermanas Quin, después de un silencio de cuatros años, pasados desde su “Saninthood”, han decidido que van a moverse por los platós de televisión y van a menear un poquito a la prensa rosa para que sus fan les dediquen un poquito de publicidad gratuita.

Tras esta presentación, llena de decepción, debo de dejar patente que “Heartthroob”, refleja la experiencia que Tegan & Sara han ido cosechando durante todos estos años y las confirman como un gran fenómeno de masas. Dentro del marco en el que se han introducido, el disco está perfectamente enfocado para provocar los desmayos de los quinceañeros hormonados en sus directos, apuesto a que van a conseguir unos conciertos espectaculares, y en ese barro ellas saben moverse con gran majestuosidad.

Dejando a parte los rolletes de prensa rosa que suelen rodear a estas chicas y pasando a la lectura artística del disco, el LP arranca con su primer single “Closer”, que define a la perfección, lo que será el resto de su nuevo trabajo, una canción explosiva y con un estribillo de esos que se acomodan en tu cabeza y que pasan grandes temporadas campando a sus anchas.

Manteniendo la misma estructura escuchamos “Godbye, Godbye”, que nos transporta fácilmente a aquellas escenas de “Aventuras en la gran ciudad”, con especial mención a los cambios de ritmo conjugando la electrónica perfectamente con sus acarameladas voces.

En la tercera canción “I was a fool”, nos bajamos el ritmo considerablemente para aclarar que este disco tiene una marcada influencia el farragoso pasado amoroso de Tegan y Sara, en lo musical, canción flojilla, y que será la favorita de muchos apañuelados.

Resucitando nuestros corazones, nos presentan “I’m not your hero”, que vuelve al estilo de la primera y será otro bombazo en los escenarios de esa gira tan extensa que tienen firmada en su agenda. “Drove me Wild” podría ser uno de los temas que se salen fuera de la estructura que nos presentan en “Heartthroob”, ya que enfatizan bastante en sus teclados, y aparecen mucho más agresivas y aunque sigue sobresaliendo el pop sobre sus inicios rockeros, podemos entrever pinceladas de los que estas hermanas fueron en sus inicios. Tegan fue la artífice de esta composición y ha sabido defenderla con gran maestría.

How come you Don’t want me” sigue la línea noventera de “Godbye, Godbye”, centrándose en esa amorosa sensiblería como tema abanderado de todo el disco.

La producción del disco ha corrido por cuenta de Greg Kurstin, Justin Meldal-Johnsen y Mike Elizondo, cuya función ha sido vitaminar el disco hasta el extremo para hacer del dúo un ente entre Kate Perry y George Michael. Y aseguraba Tegan que "…Hemos buscado productores que sabíamos que no iban a proteger ni a preservar nuestro sonido característico…", curiosamente discrepo completamente de esta afirmación, pero lo que os puedo asegurar es que en “I couldn’t be your friend”, consigo recordar algo de las antiguas “Tegan y Sara”.

Normalmente las hermanas cantan lo que componen, es decir cada una protagoniza las canciones que ha creado personalmente, aunque ambas colaboran en todas ellas. En “Love they Say”, duelan de forma bastante decente y entrelazan ambas voces rallando la perfección. Explotan realmente algo que parece que no han sabido reflejar con suficiente maestría, la melodía que consiguen ambas voces al fundirse en una sola.

Tras un comienzo bastante solemne en “Now I’m all messed you”, subimos y bajamos la intensidad de la composición generando un juego con los tiempos que resulta bastante positivo. El corte final corre a cargo de “Shock to your system” que puede presentarse como un pequeño resumen de todo el LP, con melodías poperas y letras adolescentes.

En resumidas cuentas dejo a la elección del lector si esta formación se ha convertido en otro de esos grupos comerciales que siguen buscando el estrellazo o se trata de una formación que ha sabido adaptarse al nuevo público sin abandonar sus principios. En lo que a mi respecta está clarísimo. No obstante estoy deseando de verlas en directo, ya que si son capaces de mezclar con una estructura lógica sus anteriores canciones con este nuevo álbum, preparaos para pasar un buen rato.

Publica tu comentario en Facebook