21


Daft Punk

Random Acces Memories

[Daft Life - Columbia; 2013]

Calificación: 5.5/10

Escúchalo en: Spotify


“Like The Legend of The Phoenix” esto es lo primero que escuchamos en el regreso más esperado en este año 2013 ,con permiso de nuestro “The Thin White Duke”.

Daft Punk están de vuelta, por si alguien no se había enterado aún y con ellos una de las campañas publicitarias más exitosas que se hayan visto en años. Gastando el dinero en promocionarse a través de la Formula 1, haciendo adelantos a través de pantallas de festivales, etc. Pero lo que mejor que han sabido hacer es darle caña a las redes sociales y sus numerosos fakes. La expectación creada por algunos fans, ha provocado un revuelo pocas veces visto con un disco.

De este dúo francés podemos decir que son unos genios en esto del marketing. Ya lo eran con sus anteriores trabajos en parte gracias a su indumentaria futurista además de  videoclips y puestas en escena que crean tendencia.

Los creadores de "Discovery" han sido un producto muy bien vendido desde sus principios, pero esta vez han roto todas sus barreras, logrando ser número uno en su primera semana.

Han desbancado a Pablo Alborán y Alejandro Sanz, como a nivel futbolístico, superar a un Real Madrid o Barça... algo complicado a día de hoy en nuestro país, pero  ¿por qué este éxito tan repentino de Daft Punk?

Columbia parece que ha apostado muy fuerte por ellos, y qué mejor formar para que a uno le presten atención; la de que hablen bien de uno mismo. Con una buena campaña donde te ganas un prestigio, encima, devolviendo el favor, apostando por sonidos nuevos para la música actual (la cual ya estaba algo saturada de tanto dubstep y similares)

Random Acces Memories” se ha convertido en todo un fenómeno de masas, pero que se preparen las tiendas de segunda mano para recibir numerosas copias de este trabajo, que mucho ruido para tan pocas nueces. Un número uno del draft que estrepitosamente acaba fracasando.

Tanto la productora como los propios artistas, han querido vendernos la moto, a través de la renovación y evocación de los sonidos de los 70. Aunque la jugada a nivel de ventas les haya salido muy bien, aquellos recuerdos de los 70’s con Earth Wind & Fire,Chic, Kool & The Gang o Donna Summer, son un pequeño reflejo de un querer y no poder... por mucho que hayan intentado contar con dos mitos de aquella época como Nile Rodgers o Giorgio Moroder

Como ya hemos dicho anteriormente, Thomas Bangalter, Guy-Manuel de Homem-Christo han aprovechado todas las bazas habidas y parece que la canción del año en todo el mundo a nivel de éxito ya es suya  y lleva por nombre “Get Lucky”.

Con la colaboración de Pharrell Williams y Nile Rodgers, se ha convertido en todo un fenómeno de masas. Un tema que incluso Pitbull se ha propuesto hacer el remix, las dos colaboraciones son lo que hacen que la canción gane en potencia. Por una parte el toque guitarrero de Rodgers, que nos crea esa base tan disco, junto a la voz de Pharrell, que ha sido un gran acierto para la canción. Quizás si hubieran contado con más colaboraciones como la de Williams, el disco podría haber sido muy grande, algo que creemos que no es.

Creemos que no es, porque le cuesta arrancar. Sonidos futuristas con sonidos de los 70... demasiados topicazos para unos productores que no se han complicado nada. Han hecho lo que les ha dado la gana solo porque sabían que iban a triunfar, y si en un momento de la canción les apetecía meter un violín, pues a la cazuela, que colabore este artista pues para dentro, todo caprichos que en ciertas ocasiones les han salido bien pero otras veces, son totalmente repelentes.

Give Life Back To Music” tiene una introducción muy correcta, sin embargo, la canción se hace muy monótona y a los dos minutos se vuelve a repetir la misma fórmula y eso la convierte en infinita y pesada. Continuando con el despiece del disco, nos encontramos con “The Game of Love” y aquí uno de los problemas más graves que tiene el "Random Acces Memories" el uso excesivo del vocoder en canciones donde si pretendes emocionar, la voz robotizada no es precisamente la más adecuada para ello. Esto sucede también en “Within” o “Beyond”, canciones que con una voz adecuada hubieran tenido un buen resultado.

Sin embargo, la unión de todos los errores y con diferencia, el peor tema del disco, es “Instant Crush”.La desafortunada colaboración de Julian Casablancas nos recuerda a Jeanette cantando el "Every Breath You Take" de Police. Voz lastimosa y kitsch por partes iguales.

Con “Giorgio Moroder” Se vuelve a repetir otro de los aspectos que hemos nombrado anteriormente, que es la del capricho de meter los elementos que les da la gana, donde les da la gana.

Podría haber sido todo un hit, pero más que eso, han querido rendirle un homenaje en toda su plenitud. Dejando que abra él la canción y que nos suelte un poco toda la charla, haciéndola de nueve minutos, cuando con algo más breve y conciso, se podría haber hecho un homenaje de manera diferente, Y quizás, "Giorgio Moroder" podría haber sido uno de los éxitos de la carrera de los franceses. Otro de los deseos tontos del dúo, lo vuelven a demostrar con “Touch”. Un Paul Williams soberbio. Lo convierte en un tema de "quiero y no puedo". Una parte central magnífica pero con una intro y con un final algo pesados y que no aportan nada al tema.

Siguiendo con los antojos, la anarquía que desprende el disco es más que evidente, cuando ya acostumbrados al nuevo sonido que nos quieren ofrecer, de repente, sin ton ni son y al final del disco nos meten los temas “Motherboard” y “Contact”, dos temazos, pero poco o nada tienen que ver con lo anteriormente escuchado en “Random Acces Memories”.La primera de éstas nos recuerda a la banda sonora de "Tron Legacy" que fue el último trabajo del dúo Frances. "Contact" nos evoca más a un "Human After All" con sus ritmos electrónicos tan particulares y ese estilo que los hizo grandes.

Y si hablamos de grandeza, es lo que encontramos en algunos temas del álbum. Aunque lo consideremos algo irregular, no es ni mucho menos un disco que directamente vaya a servir de pisapapeles. Tiene grandes temas que van acorde con su intención de recordarnos a la música de los 70, pero con la esencia de los franceses. Aparte del "Get Lucky", la otra canción dónde colabora "Pharrell Williams", “Lose Yourself to Dance”, demuestran que hacen un buen equipo. Quizás en temas dónde la presencia de éste, y no de voces enlatadas, hubiera dado un disco mucho más compacto y agradable. Siguiendo con la parte positiva, nos encontramos el “Fragments of time”, con la colaboración de "Todd Edwards". Una canción con toda la esencia de aquella época con toques disco que están en perfecta armonía, si es lo que se busca de este disco. Por último, el tema que quizás no nos recuerde tanto a la década de la música disco, es “Doin` it Right”, con un ritmo pegadizo y con la voz de "Panda Bear", crean una canción diferente al resto.

Han hecho un experimento de disco, que siendo realistas, han aportado sonidos nuevos a una música que estaba algo estancada y copiada hasta la saciedad. Ha recibido críticas y alabanzas por partes iguales, sin embargo, han conseguido estar en boca de todos, que es lo que esperaban, tras siete años sin publicar material nuevo, han demostrado que estando en lo más alto cómo están, pueden hacer lo que les dé la gana, porque son Daft Punk y juegan a ser Dioses, un disco que irregular que facturará un sobresaliente disco de remezclas, al tiempo.

Publica tu comentario en Facebook