21
 

 


Crystal Fighters

Cave Rave

[Pias; 2013]

Calificación: 6.5/10

Escúchalo en: Spotify


VERANO; época festivalera por excelencia. Pantalones cortos, birra bien fría  y qué mejor manera de comenzar el periodo estival, que con la música de los Crystal Fighters.

La banda británica está de vuelta. Apenas les ha dado tiempo a parar, sin embargo, ya teníamos ganas de poder escuchar nuevo material. Después de quemar durante tres años su “Star of Love” que empezó sin apenas hacer ruido, y poco a poco, se fue convirtiendo en una de las grandes revelaciones de 2010. Sin embargo, la verdadera eclosión de la banda con origen en tierras vascas, viene en los años posteriores, convirtiéndose en un verdadero reclamo . Sacando éxitos a la luz como “Solar System” “I Love London” “At Home”. Incluso su música ha sido utilizada para el anuncio de una marca de telefonía con su tema “Follow”

Ante este éxito tan prolongado, ellos mismos veían ya necesario sacar un nuevo disco para seguir con esta flamante carrera tan prolífico.  Para ello se pusieron en marcha, de la mano de unos de los productores de moda a nivel mundial, Justin Meldal-Johnsen. El americano después del Hurry Up, We're Dreaming" y el Heartthrob de Tegan and Sara, se ha puesto en marcha con ellos.

A simple vista y sin apenas profundizar con "Cave Rave", la mano de éste se ve en que a diferencia de su primer trabajo, la banda ha dejado de lado la parte más electrónica centrándose en la más tribal y folk, siendo más notoria aun si cabe la Txapalarta, ése instrumento Vasco que han puesto de moda.

Del Cave Rave, lo primero que nos viene a la mente, es que continúan con la esencia fundamental que les hizo triunfar; hacerte bailar por encima de todo (casi literalmente...)  Y buscan ese objetivo desde la primera nota.

El arranque del disco ya es bastante delatador con un hit como es “Wave”. El sonido de las olas ya transmite "buena onda". Playa, Sol... algo muy tropical, con un estribillo que a cada escucha, más difícil será sacarla de tu cabeza. Continuamos con “LA Calling”. Puede parecer una extensión de la primera, como una segunda parte, pero mucho más currada y conseguida. Podríamos decir que es como una especie de apología del buen rollito playero que tanto nos mola. Pegadiza y estimulante, de las mejores. Siguiendo con el análisis del disco, aquí es donde encontramos las dos canciones que nos cuesta meter dentro del estilo propio de ellos y más cercanos a otras bandas.“You & I”, comienzo más light sin dejar esa sensación colorista "paz y amor". Elementos extra como el ukelele hace que tenga un estribillo "machacante" que a mí personalmente me encanta."Separator", con un inicio tecno en segundo plano, rompe un poco con lo escuchado hasta ahora. Sonido electrónico  y sintetizadores. En “No Man” la presencia del banjo y la forma de sonar, nos recuerda bastante a Mumford and Son. Tema simple con mucho guitarreo que nos hace volver al folk. " Bridge of Bones"; Bien, aquí parece que hayamos llegado al cierre del disco. Una especie de balada que consigue empastar perfectamente de manera muy elegante la voz de Sebastian con el piano. De las partes más melódicas del disco. Sin embargo, enseguida volvemos a lo que más nos mola de ellos, sus ritmos hippie-festivos buenrolleros, y con “Love Natural” siguen manteniéndos ahí, entretenidos y a la expectativa, porque de momento no decepcionan. La electrónica  aparece como un complemento más en “Are We One” o “These Nights” utilizado de forma muy escueta y nunca como elemento principal. Pistas más tranquilas y melódicas que auguran que el final de la fiesta está cerca. El cierre con "Everywhere" nos gusta. Un tema lento y menos bailable cargado de sensibilidad, que nos evoca otro tipo de sensaciones sin perder intensidad.

Disco muy ecléctico y divertido cargado de inquietud musical. Nos quedamos con su frescura y originalidad dignas de admirar. Mientras Vampire Weekend parece que se ha cansado de los sonidos africanos y tribales, Crystal Fighters apuesta más fuerte que nunca por ellos. Esto ha creado un disco fresco, entusiasta y cargado de buen rollito, ideal para disfrutar en los festivales. Los nuevos temas que sonaron en el SOS 4.8, pese a ser desconocidos por la amplia mayoria del público, tuvieron una muy buena acogida. Después de escuchar este disco en modo repeat para hacer la crítica, lo único que apetece es que lleguen los festivales y poder disfrutar de ellos, porque los Crystal Fighters siguen dándolo todo allá donde van.

Publica tu comentario en Facebook