21
 

 


Kings Of Leon

Mechanical Bull

[RCA; 2013]

Calificación: 7.5/10

Escúchalo en: Spotify


Kings Of Leon copan esa lista de bandas que en Estados Unidos son auténticas estrellas que llenan Arenas día sí y día también pero que al saltar el Charco son una gran banda sin tener esa condición de megaestrella de la que gozan en su país natal.

Tres años después de su fallido "Come Around Sundown", la familia Followill (hermanos más primo) regresan para mejorar su último disparo. Hablamos de fallido porque ¿quién se acuerda hoy de ese disco?, muchos de los fans seríamos incapaces de tararear, sin calentamiento previo, cualquiera de aquellas canciones, algo que no pasaría con "Use Somebody", "Sex On Fire", "King Of The Rodeo" o "My Party", este Mechanical Bull desde el principio disipa dudas. 

"Supersoaker", aunque tirando de la estela más rockera de The Killers, funciona y transmite buenas vibraciones, esas que el grupo había perdido tras verse superado por la fama. Primera en muchas cosas, primera canción del disco, primer single de presentación y primer hit, este toro mecánico es un compendio de ellos, es todo lo que no hicieron en su anterior trabajo. Posiblemente la primera parte del disco recuerde a ese Rock Rural de sus primeros discos, riffs de guitarras sencillos, lineas de bajo simples pero efectivas como en "Rock City"y sobre todo "Don´t Matter", punteos de melena al viento para coronar sus momentos más rockeros, gorgoritos de marca blanca incluidos. Tres canciones para rescatar a los fans que se fueron cuando la banda decidió llenar sus conciertos al precio que fuera, pero que reciben en forma de balada intrascendente su primera patada en la espinilla con "Beautiful War" aunque el disco está a punto de registrar el primero de sus dos grandes momentos.

El tándem formado por "Temple", canción de grandes éxitos que podría haber sido editada en "Youth And Young Manhood", de estribillo con rebote de los que Kings Of Leon son especialistas, junto con "Wait For Me", que recuerda y mucho a ese "Knocked Up" con la guitarra a cuestas, forman uno de los momentos que pensábamos que ya no les quedaba al grupo, estamos pasando el Ecuador del disco y hay que reconocer que nada se ha hecho pesado, todo fluye, el amor ha vuelto a nacer a pesar que "Family Tree" el corte menos interesante y peor colocado del disco.

"Comeback Story" es de esas canciones que pueden pasar desapercibidas en el álbum pero que a medida que los grandes hits son quemados acabarán por establecerse como fundamentales, aunque para fundamentales "Tonight". Otra vez el sonido rebotado de la guitarra, para dar la canción que nos hartaremos de berrear en cada concierto que le veamos. Un cierre de disco que llega con "On The Chin" que no deja de aportar nada nuevo en forma de epílogo pero "Coming Back Again" sí que suma de manera notable a este paseo por la atracción de feria, sobresaltos controlados, bien producidos y gustosamente oídos.

Sensaciones encontradas en este sexto envite de los americanos, firmando un notable disco de los que llevaban tiempo sin hacer y de los que gusta escuchar, no es la gran maravilla que viene a salvar el rock pero es un gran esfuerzo del grupo que consigue enganchar sin pretensión. Notable para ellos, esperemos que cumplan con la tradición y los veamos por aquí.

Lo más leído