Los Ojos Amarillos Cocodrilos

Hay novelas cuyos personajes son unos meros títeres para ensamblar una trama plagada de acción, sin embargo, también existen novelas cuya acción no es el tema esencial.

Título: Los ojos amarillos de los cocodrilos

Autora: Katherine Pancol

Editorial: La esfera de los libros

Año de publicación: 2010

Género:Narrativa / Novela de personajes

En Los ojos amarillos de los cocodrilos tenemos un claro ejemplo de que la focalización narrativa está centrada en los personajes; me atrevería a decir además que el elenco se centra en el mundo femenino, puesto que incluso utiliza el personaje colectivo para mostrar muy diferentes personalidades femeninas con algún rasgo común como el intento de superación ante la lucha diaria y realista de un mundo que no hace más que golpearles. Así de hecho resume Josèphine, quien podríamos nombrar como protagonista principal, la idea de la vida:

Hay que entrar en la vida como se entra en un baile. Bailar, bailar, bailar. Pasar las pruebas que te envía para poder hacerte más fuerte, más determinada. [...]otra ola se había llevado a Antoine, pero ella había sobrevivido. Llegarían otras olas, pero sabía que tendría la fuerza de atravesarlas y que siempre, siempre habría alguien en la orilla. Así es la vida, se dijo con certeza mirándose en el espejo. Olas y olas.

Es con ella, con Josèphine, con quien dará comienzo la historia. Una inminente discusión dará paso a la ruptura entre ella y su marido Antoine y entonces seremos testigos de una de sus olas; otras se irán sucediendo gracias a todos los personajes que van añadiéndose alrededor de Josèphine, y serán ordenadas por medio de escenas que separan cada una de sus historias individuales. Pero cada una de ellas no hacen más que rodear la evolución de una mujer que siente cómo la vida procede a enterrarla pero ella sabe que tiene que subsistir y luchar por sus dos hijas, Hortense y Zoé, porque ellas aún son adolescentes, la necesitan y lo exigen, y precisamente eso hace que ella misma muestre una fortaleza en la que ni siquiera confiaba.

Alrededor de Joséphine aparecerá Iris, su hermana y Philippe Duppin, su marido, quienes le ofrecerán oportunidades en base a las cuales se conformará otra trama que nada tiene que ver con la ruptura amorosa de Josèphine, pero sí con su capacidad de superación gracias al trabajo y al mundo literario que ella defiende y al que pertenece. Se abrirá a partir de esta historia paralela, otra, a modo de caja china, para adentrarnos en una clasificación novelística diferente, la metanovela, pues en ella contará los devaneos de la escritura de su novela y nos adentrará en un mundo totalmente literario y ficticio que también protagoniza una mujer, Florine.

Henriette, su madre, y Marcel Grobz, su padrastro, constatan otra historia paralela de donde nacen otros muchos personajes secundarios que conformarán el enclave para la unificación del argumento.

Y con alguna historia paralela más, también centradas en mujeres, (su amiga Shirley y el pasado de esta, y su vecina la Sra.Barthillet y su presente), el narrador en tercera persona omnisciente, la abundancia de diálogos y los monólogos interiores harán que esta novela dibuje un gran número de personajes redondos que a lo largo de sus vidas presentan fortaleza y valentía; abandono y egoísmo, secretos y misterios, arrogancia y frialdad, perspicacia y arrojo, etc. Adivinar a qué personaje me estoy refiriendo os lo dejo a vosotros.

Pero todo lo dicho nada tiene que ver con Los ojos amarillos de los cocodrilos, un título, el primero de su trilogía animal, que poco casa con el espacio parisino donde se ubica la historia, sin embargo, Antoine se traslada por trabajo para cuidar de estos cocodrilos y esos ojos amarillos llaman a la reflexión de quien podríamos decir es el único personaje masculino que se ofrece a la desnudez psicológica ofreciendo aseveraciones como soy una pila gastada[...]mira en lo que te has convertido[...].

No todos tenemos un elemento que despierte nuestro yo, pero todos esperamos alguna vez descubrir quiénes somos y de qué somos capaces. Los ojos amarillos de los cocodrilos incide en el mundo interior de aquellos que se enfrentan no más que a la vida.

Web oficial de la autora

Facebook oficial de la autora

Enlaces de interés en español

Publica tu comentario en Facebook