Corteo Portada

Después de quedarme sin entrada para el último espectáculo de la compañía canadiense, Saltimbanco, en su visita a Granada, no podía pasar por alto la oportunidad de asistir a una nueva gira del Circo del Sol por España. Esta vez, la ciudad fue Madrid y el espectáculo, Corteo.

Cuando entras a la primera carpa, una especie de tienda-ambigú, crees estar más en una sala de cine que en un circo, te invade el olor de palomitas, a precio de oro por cierto y de vendedores ofreciéndote todo tipo de productos, al fin y al cabo, esto es un gran negocio ambulante. Pero una vez dentro de “Le Grand Chapiteau”, las sensaciones cambian, entras en una atmósfera distinta, oscura y sobria, alejada de la común imagen de circo, pero muy apropiada para tratar la muerte, llena de fiesta y alegría, que se imagina un payaso de sí mismo, y que es el hilo conductor de todo el espectáculo. Los cerca de 2500 asistentes, muchos de ellos niños, que llenábamos las butacas teníamos por delante más de dos horas de magia y fantasía, y estábamos ansiosos por que arrancara.

corteo_1

Comienza la música, y un carnavalesco “cortejo fúnebre” (Corteo, en italiano), formado por los personajes que guían la historia (el payaso blanco, el director del circo, la payasa, el payasito y el payaso gigante además de los malabaristas y acróbatas) atraviesan el escenario circular de la carpa. La acción de la gravedad se desvanece dentro de las tablas y todos los presentes quedamos atrapados de lleno en un mundo dónde hombres y mujeres, más fuertes que el vinagre eso sí, comenzaron a saltar y volar de un lado al otro del escenario haciendo equilibrios imposibles y adoptando posturas prohibitivas para alguno de nosotros, que no daban tregua a nuestro asombro.

No sería justo elegir una de las performances como la mejor, pues todas tenían algo que las hacia distintas, Dueto Adagio, Marioneta, Camas mullidas, Vasos de cristal y cuencos tibetanos, Rueda simple, Dúo de correas, Golf, Danza de helio, Malabarismo, El podio, Caballitos, Teatro Íntimo, Báscula, Cuerda tensa, Tournik…aunque creo que, quizá por su nivel de espectacularidad, las acrobacias sobre “los candelabros”  al comenzar la función, y “el paraíso” en la segunda parte del espectáculo, donde las acróbatas eran lanzadas al aire entre sus compañeros, con una precisión pasmosa y situados a cuatro o cinco metros de altura, no se borrarán de mi memoria fácilmente.

corteo_2

Al despliegue físico de todos los participantes hay que añadirle el gran trabajo de vestuario, trajes de corte recto, dominado por tonos cálidos y brillantes que daban una mayor autenticidad a los personajes, que recordaban al París burlesque del siglo XIX, y la música interpretada en directo, que hacían que todas las actuaciones luciesen, si cabe, más aun. En definitiva, un espectáculo circense de muy alta calidad.

Corteo, que fue estrenada en Noviembre de 2005 en Montreal y está dirigida por Daniele Finzi, estará en Madrid hasta el 5 de Junio, y luego visitará Valencia (16 Junio-10 Julio), Alicante ( 28 Julio- 28 Agosto) y Sevilla ( 8 Septiembre- 9 Octubre). Las entradas más baratas rondan los 38€ (con carné joven, aunque no nos pidieron acreditación) y la visibilidad no es mala, las más caras casi 200€, para bolsillos pudientes.

Si tenéis la posibilidad de asistir, no os lo perdáis!

No queremos desvelar demasiado, pero sí eres de los que no aguantan más y necesitas un anticipo, aquí tienes algunos videos:

{youtube}W4bwBNHLxH0{/youtube}

{youtube}p7XE6psJP9c&playnext=1&list=PL01C6A42EBBFF5F48{/youtube}

Publica tu comentario en Facebook