Next Gen 2

Hablando con Chemi (un amigo) hace unos días me comentó que estaba pensando comprarse la Playstation 4 de salida, a lo que yo le recomendé tajantemente que no lo hiciera, por qué, lo comento a continuación.

La Next Gen se nos viene encima, después de una de las generaciones de consolas más longevas de la historia, la octava generación está a punto de aterrizar, eso si obviamos Wii U, que según la persona la considera Next Gen o no. La cosa es que este mismo mes verán la luz Xbox One (viernes 22) y PS4, una semana después (viernes 29), al inestimable precio de 500 y 400 euros respectivamente. Lo curioso es que PS4 no aparece en Japón hasta febrero, Sony es consciente de que Xbox no tiene mucho que hacer en territorio nipón, así que prefieren tomárselo con tranquilidad para no cometer ningún tipo de error, además nos utilizan a los occidentales como conejillo de indias.

Bueno, no me lío más, os dejo con las razones por las que no me compraría una consola next gen de salida:

El catálogo de juegos. Es bien sabido que la primera remesa de juegos que aparecen con la consola no suele ser la más excelsa ni de la mejor calidad posible, lo que no quiere decir que no haya buenos juegos de salida. En este caso parece que ambas consolas estarán bien surtidas con juegos como Fifa 14, Assassin´s Creed IV, Watch Dog, o incluso algún que otro exclusivo, como Forza Motorsport 5 para Xbox One o Battlefield 4 para PS4. Pero también es verdad que algunos de estos títulos como el mencionado Assaissins´s Creed IV u otros como Call of Duty Ghost serán juegos que también aparezcan en las videoconsolas antecedentes, Xbox 360 y PS3. Así que ya veremos como de Next Gen son esos motores gráficos. Además alguno de los juegos que más me han impresionado a nivel gráfico como pueden ser Final Fantasy XV aún ni siquiera tienen fecha determinada de salida.

Seamos sinceros, los mejores juegos de la consola no van a salir al comienzo (salvo algunas excepciones), eso ha pasado siempre, y seguirá pasando. Con el tiempo el inventario de juegos mejorará en calidad, variedad y cantidad.

Next-Gen-3

El precio. Aunque reconozco que el precio de salida de PS4 resulta muy apetecible (400 euros) no hay que olvidarse que nuestros bolsillos no están para estos trotes, por muy buen precio que sea 400 euros siguen siendo 400 euros, y ya no te digo los 500 de Xbox One. Con el tiempo estos precios van bajando considerablemente, recordad el precio de PS3 en su salida, 600 euros el modelo de 60 gigas, precio que fue bajando paulatinamente según pasaban los años hasta los escasos 200 euros actuales (según la tienda).

Defectos de fabricación. ¿¿Alguien dijo anillos rojos?? Solo con esto me sirvo para argumentar este aspecto. Las famosas luces rojas en forma de anillo de los primeros modelos de Xbox 360 mandó a la basura más de una consola, literalmente hablando, sin contar con el consiguiente cabreo del usuario. Los primeros modelos suelen acarrear algún tipo de tara o defecto que lastra al aparato y que tiene que ser reparado o parcheado mediante actualización por la empresa correspondiente. Si hasta la vetusta Famicom, allá por el 83 dio problemas en sus primeras remesas.

Next-gen-4

Tu consola actual no ha muerto. Tienes a la vuelta de la esquina más entregas de PES y Fifa, juegos como los anteriormente mencionados Assaisin´s Creed o Call of Duty tendrán sus respectivas versiones en consolas actuales y ya te digo yo, que la diferencia gráfica no se va a notar mucho con respecto a las nuevas consolas. Sin olvidarnos de juegos que verán la luz solo en consolas actuales que están a punto de caramelo, como por ejemplo una nueva dosis del Castlevania español, Lord of Shadow 2.

Probablemente podría seguir profundizando en el tema, pero tampoco os quiero convencer de nada, solo os expongo las razones por las que yo no haría una inversión como esta a estas alturas. Además, si ya habéis tomado la decisión de comprar una de estas consolas Next Gen lo vais a hacer igualmente, digan lo que os digan. Sinceramente, si fuese vosotros, al menos esperaría un año, o incluso más.