El Secreto De Kells

Revisando la Cartelera hemos encontrado uno de los estrenos que esperábamos ansiosos, “El Secreto de Kells”. Los dibujos como ya sabéis no solo son para los peques.

Se trata de la última de las cinco películas de animación que nombraban este año en los Oscar, junto con Up, Los Mundos de Coraline, Fantástico Sr. Fox y Tiana y el Sapo.

En una época en las que las grandes producciones arrasan en cartelera aún más si se trata de una oferta en la que pueden compartir butaca padres e hijos, puntualmente aparecen creaciones de bajo coste, que compiten codo con codo con los grandes de Disney y Pixar. Ojo, no nos atreveremos a menos preciar una película por su gran presupuesto, no obstante nos vemos obligados a dedicar unas líneas a esta maravilla policromática que alegra el espíritu con solo impregnarse de su buen gusto en la fotografía.

Las críticas comentan que:

“… es una pequeña maravilla ética y estética. Su historia contiene leyenda, religión, filosofía, magia y misticismo…”


No obstante me quedo con el tratamiento que consigue dar al cine plano, máxime en una era en la que todos apostamos por el cine en 3D, no está de más recordar el virtuosismo con el que Tomm Moore y Nora Twomey recrean sus escenarios.

Ambientada en la Irlanda del siglo IX, en una abadía temerosa de los ataques vikingos, tiene por protagonista a un monje de doce años llamado a una gran hazaña: a instancias de un viejo sabio llegado a la abadía, deberá penetrar en un bosque encantado para conseguir completar un libro valiosísimo. La película aboga por el conocimiento, por la libertad y la literatura, por la cultura y el entendimiento entre pueblos.

secreto_de_kells_2

 

La nota negativa podría radicar en que sin duda mis tres pequeños, con edades entre los 3 y los 10 años, sólo llegarían a disfrutar de la animación pura y dura ya que está más enfocada a un público con más primaveras a las espaldas.

Os animo a pasear por las salas y entrar en una película a la que no entre mucha gente como es el caso de “El Secreto de Kells”. Ya me diréis que os ha parecido.

Lo más leído