Al Filo Del Manana Edge Of Tomorrow Imagen 5

Título original: Edge of Tomorrow

Año: 2014

Duración: 113 min.

País: Estados Unidos

Director: Doug Liman

Guión: Dante Harper, Joby Harold (Cómic: Hiroshi Sakurazaka)

Música: Christophe Beck

Fotografía: Dion Beebe

Reparto: Tom Cruise, Emily Blunt, Bill Paxton, Brendan Gleeson, Charlotte Riley, Lara Pulver, Jonas Armstrong, Lee Asquith-Coe, Tony Way, Kick Gurry, Dragomir Mrsic, Franz Drameh, Deborah Rosan, Natasha Goulden, Jeremy Piven

Productora: Warner Bros. / Village Roadshow Pictures / 3 Arts Entertainment / Viz Media

Nota: 7.5

Caso curioso el de esta simpática AL FILO DEL MAÑANA. Condicionada de partida por una intentona tan, en principio, casi a consciencia, condenada al despropósito que supone la intención de calcar esencialmente, sin tapujos ni excusas, una obra tan singular, reconocible y perfecta como ATRAPADO EN EL TIEMPO, del recién desaparecido Harold Ramis, una vez vista, cabe convenir que nos hallamos frente a un producto muchísimo más noble que la mayoría de propuestas comerciales provenientes del mundo del cómic con los que la industria hollywoodiense trata de ganarse los afectos monetarios del público de todo el mundo.

Dirigida por Doug Liman, esta curiosa action-movie parte, como ha quedado dicho, de copiarle al clásico de Ramis la idea central de su periplo narrativo, esto es, la reiteración temporal de un héroe obligado a repetir hechos ya transcurridos, y de trasladarlos a los presupuestos diametralmente opuestos de la ciencia ficción apocalíptica contemporánea. Quizás una de las mayores virtudes del film sea la de no perder tiempo alguno en enmascarar su deuda con el referente, sabedor de que el cambio genérico ya contribuye a validar su autonomía con respecto a aquel. ATRAPADO EN EL TIEMPO merodea constantemente por AL FILO DEL MAÑANA, pero ésta sabe, a partir de la inmediata declaración de préstamo, granjearse una estimulante artimaña distanciante.

Así tenemos como un teniente militar de nula preparación para el combate se ve inmerso en una fundamental batalla bélica que militares humanos mantienen contra unas criaturas extraterrestres que están aniquilando la vida en el planeta. El encuentro con una heroína de la contienda le supondrá darse cuenta de que se halla inmerso en un desesperante bucle temporal que no cesará de dar inicio cada vez que fallece. Tras la muerte, por lo tanto, la resurrección en el mismo punto previo a la magna contienda bélica de la que deberá tratar de escapar, superándola, si quiere solucionar el gravísimo peligro de extinción al que parece abocada la humanidad.

Varias lecturas emergen tras el visionado del film. La primera de ellas es la de que, de lejos, nos hallamos ante la mejor de las propuestas del cine comercial de ciencia ficción de la presente temporada.  AL FILO DEL MAÑANA no cesa de reivindicar su condición desmarcativa con respecto al restos de propuestas adscritas al género que transita.al-filo-del-manana-edge-of-tomorrow-imagen-7 El hábil guión que le da soporte maneja con mucha pericia el claro peligro de la reiteración que supone el respeto al film al que pide prestada su estructura. El modo en el que el protagonista asume su facultad causando sorpresa tanto a los personajes que le rodean o con los que se enfrenta verbalmente, anunciando los hechos que van a ocurrir depara un sano distanciamiento irónico que contribuye a imponer con verdadero atractivo el elemento que más desestabiliza y causa interés en el film: el fino sentido del humor con el que está observada toda la peripecia central.

Un sano (y en ningún momento desmadrado) espíritu cómico que, además, por un lado, reivindica el agotamiento al que parece condenado este tipo de films (que, una y otra vez, no paran de exprimir el mismo patrón narrativo) y, por otro, afortunadamente, nos permite toparnos con el mejor Tom Cruise en mucho tiempo. La presencia del actor y la solvente, sinuosa implicación autoparódica con la que resuelve la impronta de su personaje (la constante vuelta a empezar parece evidenciar el propio hartazgo del actor en interpretar al implacable salvauniversos característico de la última etapa profesional) dotan a este ameno, bien facturado e inesperadamente sorpresivo film de la dignidad suficiente para que la tarea de recomendarlo no sea misión imposible.

Publica tu comentario en Facebook