Favolacce

Sección: Oficial

Dirección: Fabio y Damiano D´Innocenzo

Guión: Fabio y Damiano D´Innocenzo

Reparto: Elio Germano, Barbara Chichiarelli, Lino Musella, Gabriel Montesi

Sinopsis: Un sofocante calor estival golpea en una zona residencial de clase media en los suburbios de Roma. En ella vive un grupo de que gente que, socialmente, no pertenecen a ningún parámetro nítido: les ha costado mucho esfuerzo llegar a su pequeño estatus, pero no saben disfrutar de él, porque unos quieren ser más que los otros. Hay una misteriosa sensación de inquietud que puede explotar en cualquier momento. Los adultos no cesan de dar muestras de envidiosa insatisfacción. Serán los hijos quienes se sitúen en el centro de la onda expansiva que impulsa todo hacia el colapso.

Nota: 8.1

Comentario Crítico:

Con LA TERRA DELL´ABBASTANZA, los hermanos Fabio y Damiano D´Innocenzo causaron una magnífica impresión en la Berlinale, hace dos años, en la sección Panorama. Aquel debut tan bien reconocido, se consolida ahora de la mano de esta más que notable FAVOLACCE, una obra en la que lo primero que cabe decir es que el resultado final logra estar a la altura del complejo, espinoso, asperísimo reto que plantea un film de las arriesgadas coordenadas intencionales desde las que parte. FAVOLACCE transpira agudo fastidio, ardua irritación, severísima credibilidad y apretado enojo contenido.

Condicionado por una coralidad amarrada en todo momento mediante laboriosa proximidad, tras un prólogo en el que una voz en off adulta nos apercibe de que los hechos narrados están, con desconcertantes reservas, basados en hechos reales y en la lectura de un diario adolescente por él hallado, el film nos acerca hasta un barrio de extrarradio romano, repleto de pequeños hogares prácticamente adosados, ocupados todos ellos por familias de clase trabajadora más o menos acomodada. El seguimiento de los miembros de tres de esas familias, cuyos hijos preadolescentes comparten escuela, se convertirá en el propósito central del empeño argumental calculado para la, insistimos, grave ocasión.

El pormenorizado y atento afán celador de la cámara, poco a poco, va a ir revelando una agresiva, airada, latente e ingrata madeja de decepciones, escarmientos y malogros, que centra su virulencia en las intransigentes relaciones paterno-filiales descritas. FAVOLACCE hace del miedo y la represión virtud expansiva, intimada y caldeadora. El conjunto de figuras masculinas adultas actúa como eje de un orden atenazador que, al ser analizado, emerge encuadrado en calidad de tensa insatisfacción, de resabio patético cargado de cólera impotente y de cotidiana reincidencia en el dolor al ser aledaño.

De resultas, el atractivo conjunto filial queda emplazado en calidad de inocente, desubicada, pasmada consecuencia de esa insana instauración de la demanda y el acatamiento. Los realizadores, dando muestras de una crudísima y taimada exigencia, evitan en todo momento la tentación de un fácil maniqueísmo subordinado al consabido binomio víctima/verdugo, dotando a su puesta en escena de una ágil e imprevisible multifocalidad, perturbadoramente enriquecida por una osada y sinuosa quiebra del entramado cronológico y por una serie de meandros narrativos realmente resbaladizos que jamás concluyen en dispersión o en salida de tono.

Crudo análisis sobre la insatisfacción como impiedad, sobre el descreimiento como respuesta al peso de orden establecido, sobre el desconcierto del adiós a la infancia, sobre el núcleo familiar como espejo inesquivable y abigarrado sepulcro de desilusiones, quebrantos e intimados menesteres incontestados, FAVOLACCE sabe conformarse como la tensa radiografía del desconsuelo villano y del desconsuelo inocente que se postula aprehender.

 

 

Publica tu comentario en Facebook