Portada Imagina 2010
En un enclave de ensueño, en el mismo corazón del parque natural de Sierra Mágina, la gran mayoría del público del Imágina 2010, daba lo mejor de sí, dirigidos por los platos del inspirado Reyes Estrada.

Foto: Sitoh

Todo ello, sobre un albero convertido en una acalorada pista de baile, de la que puede ser la plaza de toros más funky del mundo: la del hotel Almoratín, en la localidad jiennense de Torres.
Las luces comenzaron a atenuarse por última vez en el coso, cuando el gran Charlie Fáber pisaba el escenario, para presentar, de la manera que sólo él sabe, a la última de las bandas del "festival de funk del sur de Europa": Lefties Soul Connection, aquella que reconduciría nuestras almas hacia el grandioso camino del Funk.

imagina_2010_1

Foto: Sitoh

Mr. Alviz fue el encargado de encender los motores de la nave a los mandos del órgano Hammond, deleitando con una oscura intro a una audiencia que se apresuraba a tomar posiciones. El sonido de finales de los sesenta y principios de los setenta con el que los holandeses han producido sus dos largos ( Skimming the skum, 2007 y Hutspot 2006), se cocía a fuego lento cuando hizo su entrada a escena el señor Cody Vogel, baquetas en mano. En
principio se le hace a uno difícil dibujar en la mente una mezcla entre The Metters y Beastie Boys, que es precisamente como se auto presentan los propios LSC, pero escuchar la potente pegada del señor Vogel en los primeros compases de un concierto situado en plena naturaleza, lo hace todo más fácil. Con el Hammond acolchando el contundente groove de Vogel, entraba el resto de la banda al escenario del Imágina; Onno Smith a la guitarra y Pietter Baker al bajo, siguieron construyendo la intro acompañando con percusión menor a sus dos compañeros. Para entonces, el ruedo había enloquecido con la entrega de los tulipanes.

imagina_2010_2

Foto: Sitoh

LSC descargó un repertorio sólido, que intercaló lo mejor de sus grabaciones de estudio ("Organ Donor" o "Freaky Frankie" entre otros) , con temas inéditos, que como la propia banda anunció en directo, había tocado sólo un par de veces. Con un añejo groove por bandera, Alviz y Smith, se repartieron el papel vocal a las mil maravillas, en un espectáculo en el que no faltaron guiños a los grandes del género. Sudando funk de alta escuela mientras
cuajaban un set divertido y bailable, el cuarteto arriesgó en determinadas fases del concierto, para adentrarse más allá del estilo puro, escupir psicodelia y caminar por las dinámicas de manera sorprendente. No se quisieron perder la fiesta que habían montado, y los señores Smith y Baker, abandonaron el escenario en la última fase del show, para sumarse a un público entregado que ya había pedido un par de bises y no quería dejar de bailar. Fue el perfecto colofón a un concierto vibrante.
Un año más, y ya van tres, el festival jiennense se mantiene a un nivel medio-alto y a un precio bastante asequible, teniendo en cuenta el precioso entorno en el que se desarrolla y el nivel de las bandas. El viernes pasaron por el escenario en este orden: la ya clásica Imagina Funk Band, compuesta por músicos pertenecientes a bandas de primer nivel como The Sweet Vandals, Fix This, Speak Low o Mamafunkoque.Después llego el turno a los propios Speak Low, la banda del gran organista Julián Maeso, que no defraudó y fue una de las sensaciones del festival a pesar de sus problemas en monitores.Por último cerrando un gran viernes, Baker Brothers, cuyo disco-funk hizo bailar de lo lindo a todos los presentes.

imagina_speak_low_2010

Foto: Sitoh

El sábado comenzó con la grata sorpresa de The Slingshots, banda de origen catalán que cuenta en sus filas con músicos de varias nacionalidades y cuya actitud en la entrega, contagió a una audiencia que supo agradecerlo. Posteriormente nos llegó el afrobeat de Fanga, formación compuesta por músicos franceses y africanos residentes en Montpellier, de la que rescatamos el original tándem formado por el saxo barítono de Martial Reverdy y los sintetizadores de David Rekkab. Se superó el listón que dejaron las formaciones del año pasado, que dicho sea de paso no fue demasiado alto.

imagina_2010_5

Foto: Sitoh

Y atendiendo al potencial y al margen de mejora que debe de tener un evento de este tipo, resaltamos los puntos débiles del Imágina con la intención de aportar nuestro granito de arena: como casi siempre, se puede dar mucho más de sí en aspectos de sonido, que aunque no estuvo del todo mal en líneas generales, ofreció un resultado más pobre; la iluminación, área desde la que se empeñaron en cegar al público entre tema y tema durante todo el fin de semana. Notable una vez más la producción del festival a cargo de J.R. Canovaca, que procuró el ambiente y condiciones perfectas para un fin de semana inolvidable. EL año que viene más.

baker_brothers_16_copia

Foto: Sitoh

Lo más leído