Cronica Bilbao Bbk 2013 The Hives2

Última jornada, cansancio acumulado pero muchas ganas de dejárselo todo en el recinto.

Algunos, los fans más jóvenes de Green Day, desde primera hora del día ya hacían cola en gran cantidad acompañados de sus padres. Esto estaba a punto de echar el cierre y desde luego, lo hizo por todo lo alto.

De haber sido más conocidos, hoy se estaría hablando mucho de ellos porque White Denim dieron uno de los conciertos más sorprendentes del festival. Tocan muchos palos, el sonido garage se entremezcla con la psicodelia y entre tanto te sueltan un temazo como es ‘Drug’. Que de allí no se moviera quien llegaba quiere decir algo y seguro hoy más de uno está investigando quienes son estos que llevan unos cuantos años dando guerra.

Sacar partido de una fórmula repetitiva no siempre es tarea fácil. Pero si en eso hay unos maestros son sin duda The Hives. Ya es costumbre ver un ninja deambulando o que sus vestimentas no tengan más color que el blanco y el negro; lo mismo que oírlos flipar cada vez que dicen que son los Hives. Ni por esas el directo de la banda decae, pese a que parezca que han grabado la misma canción mil veces. ‘C’mon’ es el clásico inicio, pero si con eso lo continúas con ‘Main Offender’ y rematas el final con la tripleta ‘Walk Idiot Walk’, ‘Hate To Say I Told You So’ y “esos efectos especiales” con que rubrican ‘Tick Tick Boom’ haciendo sentar a todo el público antes de la estrofa final…pues sí, se convierte en un conciertazo, para qué mentir. Que saquen material nuevo parece no importar con cosas así.

Concierto de aúpa el que se marcaron los irlandeses Delorentos. Ya van con la vitola de banda a presenciar en casi cualquier festival y motivos de sobra tienen pese a que la competencia fuera dura tanto con Fermin Muguruza como con Sr. Chinarro. A los que apostamos por ellos, reventaron de nuevo la carpa con temas como ‘Stop’ y sobre todo ‘S.E.C.R.E.T.’

cronica-bilbao-bbk-2013-vampire-weekend

Posiblemente el tener tanto atractivo para el público hace que en ocasiones las expectativas no se cumplan. Y es que a pesar de tener tres discos inconmensurables, especialmente el ‘Modern Vampires of the City’, el regusto que dejaron Vampire Weekend fue más que agridulce. ¿Mal horario? Sí. ¿Irregular setlist? Tal vez. Desde luego, el orden no fue acertado. Comenzar con ‘Cousins’ para luego desglosar temas tan bonitos –y lentos- como ‘Horchata’, ‘Ya Hey’ o la preciosa ‘Step’ que se difuminó tanto que no parecía ni ella misma, deja el cuerpo entrecortado. Es cierto que con ‘A-Punk’ aquello casi se viene abajo pero cuando ‘Walcott’ apareció, ya era demasiado tarde. Otra hora los habría dejado en el lugar que se merecen.

cronica-bilbao-bbk-2013-green-day

En aquel momento, desplazarse ya era casi imposible y cuando se llegó a Twin Shadow ya había que posicionarse o, mejor dicho, evitar el agobio para ver a Green Day. Eran sin duda los deseados, aunque para quienes nos quedamos en el ‘Dookie’ no fue para tanto. Muchos “eeeoo” o “España” que no sentaban del todo bien y hasta se hacían aburridos. Si obviamos eso, decir que tienen una contundencia brutal, que conectaron de manera inmejorable con sus fans y que pelotazos como ‘Basket Case’, ‘She’, ‘When I Come Around’ o ya más actuales ‘Boulevard of Broken Dreams’ o ‘American Idiot’ se hacen incontestables. También es cierto que el pre-concierto con Queen, la versión de ‘Highway To Hell’ de AC/DC o el popurrí circense con  ‘Shout’ / ‘Always Look on the Bright Side of Life’ / ‘Break on Through (to the Other Side)’ / ‘(I Can't Get No) Satisfaction’ casi el final habrían sido lo mejor de su show si no fuera por ver a esos dos chavales que subieron al escenario y que quizás a día de hoy aún lo están flipando. Y no es para menos.

cronica-bilbao-bbk-2013-we-are-standard

Con la cancelación de Hacktivist, había que repartirse entre Fatboy Slim y We Are Standard. Apostamos por los segundos y jugar en casa es un arma de doble filo, pero estos saben como solventarlo. Que un hielo le de a Deu en la pierna importa una mierda, tanto que parece que eso les enciende más y que como el buen vino ‘On the Floor’ o ‘The Last Time’ envejecen con mucho gusto. Las nuevas colaboraciones o ‘Jesus in Her Eyes’ o ‘07:45 (Bring Me Back Home’) no descarrilan nada en su discografía y la que mucho menos lo hace es esa versión de The Velvet Underground con que pusieron punto y final. ‘Waiting For The Man’ es un pepinazo y sí, eso es un cierre de concierto con dos cojones, como debe ser.

El cierre de festival con Dj/Göo primero, ElyElla Dj´s y un Daniless enfundando en la camiseta del Athletic fue de órdago y dieron lo que pedía el cuerpo. Bailes hasta el amanecer y un cierre pletórico con ‘Don’t Look Back in Anger’ y ‘All You Need is Love’. Así da gusto bajar la cuesta, mirar atrás y desear que este festival siga con el pie firme pero arreglando donde pisa. Hasta el año que viene.

Publica tu comentario en Facebook