La Metamorfosis Teatro 2

Obra: La Metamorfosis

Compañía: Solos

Reparto: Carlos Benito

Dramaturgia: Susana Griggio

Dirección: Susana Griggio

Duración: 40 minutos

Dónde y cuándo: La puerta estrecha, ( C/ del Amparo 94, Madrid). Todos los sábados de Noviembre a las 23:00

Precio: Entre 7 y 10 €

La compañía Solos presentó el pasado sábado en la sala La puerta estrecha su último trabajo, “La metamorfosis”, inspirado en el famoso libro de Kafka.

La pieza, de 45 minutos de duración, está interpretada por el actor granadino Carlos Benito y dirigida por Susana Griggio, que se define como investigadora teatral.

La-metamorfosis-teatro

A pesar de que Benito proviene del mundo del clown, La metamorfosis se aleja de ser una obra cómica, mostrando al espectador una visión angustiosa, agónica, en algunos instantes repugnante y a la vez tremendamente realista de la transformación que sufre Gregorio, su único personaje.

La puesta en escena, escasa, como empieza a ser habitual últimamente en los montajes que se ven en el circuito escénico alternativo, resalta la importancia del personaje frente al resto de elementos. Una cama, una mesa y una silla, una puerta y un pequeño cuenco es todo lo que aparece en escena durante la obra. Cada elemento posee un significado y es utilizado en algún momento de la representación, sin accesorios superfluos ni decorativos, austero pero intenso.

Desde mi punto de vista, nos encontramos con un trabajo físico del actor asombroso, capaz de mantener la tensión en cada instante y transmitiendo al espectador una incomodidad que perdura hasta el momento que las luces se apagan.

La ambientación ánima al desasosiego, un silencio sepulcral solamente roto, en ciertos instantes, por un violín que hace reaccionar al personaje y su voz desgarrada, todo bajo una iluminación bastante tenue que provoca una sensación de querer ver algo que te estás perdiendo entre las sombras.

Si tienen ganas de sumergirse en una propuesta diferente a lo habitual, les recomiendo que se acercen a degustar este plato, teatral, de gusto incierto.

Publica tu comentario en Facebook