Camioneta Bodegas

Arranca la jornada del sábado en La Bodega de Mora (Grupo Osborne), escenario que se estrenaba dentro del Monkey Week en esta edición 2013, para descubrir un enclave fantástico, espectacular y ordenado con mucho sentido. Al visitante lo recibe un pequeño escenario con actuaciones casi non-stop y tras él se descubre el Monkey Market en todo su esplendor, con los stands de discográficas, patrocinadores y empresas relacionadas con el mundo de la música llenos de discos, merchandising e información para hacer las delicias de los monetes. Mención especial merecen el micro-escenario montado dentro de la bodega propiamente dicha (sí, sí, un escenario rodeado de barricas de vino) donde Ken Stringfellow (The Posies) hizo una generosísima y única actuación y la caravana que los amigos de Sánchez Romero Carvajal tenían estacionada para calmar la sed de jamón 5J de los asistentes.

En uno de los patios interiores, un escenario más grande albergaba los conciertos más importantes. En él le tocó la difícil papeleta a Mopa de defender su propuesta en un horario totalmente desajustado para lo que podría ser su público objetivo. Eso sí, sin duda consiguió sorprender a los asistentes. Si te gustó el clip del Político Neoliberal de Pony Bravo y quieres seguir aprendiendo esos bailes estrafalarios, en el siguiente vídeo tienes una pequeña muestra.

Tras dar buena cuenta de la comida 5 estrellas del Asador (la gastronomía sin duda es otra de las grandes bazas de esta localización), arranca la jornada de tarde en El Cielo de la Cayetana viendo el concierto de los granadinos Alondra Galopa, que venían con su nuevo disco bajo el brazo, titulado Voy a intentar olvidarlo todo. Pese a las muchas ganas que pusieron sobre el escenario, mucho les ha tenido que costar olvidar al menos los problemas de sonido (acústica de la sala, la batería ahogaba a todo lo demás, ...) que impidieron que la gente allí congregada pudiera conectar definitivamente por el grupo.

alondra galopa

Con el grito de guerra "Hemos venido a hacer ruido" comenzaron su actuación los "enchufados" Perro Peligro en la sala Rodeo. Decían la verdad, tocaron un ruido rock contundente con predominancia de buenos acordes de guitarra. Con formación renovada volvieron a la palestra para disfrute del personal allí reunido, demostrando un sonido más compacto y un hacer más profesional que en ediciones anteriores.

perro peligro

En parada de repostaje en la Plaza de Alfonso X pudimos escuchar a los baleares Son & The Holy Ghosts. Grupo que empieza a madurar con su segundo LP "The Soldier & Ladyfire" y comenzó a generar ambiente de fiesta y a mover a todo el personal reunido en la plaza.

son holy ghost

De vuelta a la sala Rodeo, pudimos escuchar a uno de los grupos que más gustó a la expedición MusicZine, Niño y Pistola. Su disco "There's a Man with a Gun Over There" sonó de manera excepcional en una sala llena de público. Su rock había ya había convencido a muchos tras su actuación y victoria en la Batalla de Bandas de Hoy Empieza Todo del mítico Ángel Carmona. Con un rock clásico pero bien ejecutado consiguieron arrancar aplausos de forma unánime. La evidente influencia del rock de raíces americanas no debería impedir a esta genial banda probar a lanzarse a las letras en castellano (y más teniendo en cuenta el nombre del grupo) lo que quizás les daría el punto que les falta para saltar a primera línea del panorama nacional.

nino pistola

Como un reloj aterrizamos de nuevo en El Cielo de la Cayetana para ver uno de los grandes showcases del festival, el de los toledanos Mucho. El año pasado con su primer disco (Mucho), ya hicieron las delicias del personal y dejaron claro que son una banda con nombre propio y mucho recorrido por delante. Este año llegaban al festival de la mano de la iniciativa Girando Por Salas (GPS) y con su disco El apocalipsis según Mucho listo para sonar. Varios problemas de sonido que ya detectamos en el concierto de Alondra Galopa seguían presentes, pero Martí Peranau y los suyos poco a poco los fueron minimizando hasta llegar casi a ser imperceptibles. La larga risa del emperador, la base de la montaña o más feliz sin televisión fueron varios de los temas de su repertorio y los más coreados y bailados por el nutrido público que se congregó en la sala. Un grupo que cada día va a más en casi todos los aspectos de su música y cuyo techo todavía no podemos vislumbrar. Viva el pop cósmico.

mucho mw2013

Por la tarde Oso Leone doblaba actuación en Martina (ya lo habían hecho en la jornada anterior en La Bodega de Mora). La propuesta de estos chavales es única y no nos cansaremos de apostar por ellos si siguen con estas estupendas maneras y las ideas tan claras. Aquí puedes leer la crónica que realizamos de su actuación en Madrid, la cual superaron en esta ocasión al no tener que someterse a la seriedad del escenario de un teatro. No dejes de escuchar la simpática microentrevista que les realizamos el día anterior pinchando aquí.

Pasamos de nuevo por el escenario de la plaza de insigne nombre, donde los jienenses Beth Loring daban buena cuenta de su EP Gel y otros dioses compitiendo dentro del Circuito Joven Pop Rock de Andalucía gustando al público con su sónido rock y su entrega. Finalmente los ganadores del este circuito organizado por la Junta de Andalucía fueron Los News y Algunos Hombres.

beth loring

Cambio de hora incluído, llegaba el turno de los gaditanos Oudry en la sala El Niño Perdío, que para la jornada del sábado había cambiado la ubicación del escenario (de manera acertada a nuestro modo de ver). Nunca es fácil tocar "en casa" pero estos jóvenes se sacudieron pronto los nervios de encima y mostraron al público todo lo que puede dar de sí su nuevo EP titulado Todos los patrones polares. Una banda con bastante futuro en esto de la música, atentos a ellos.

Aurora repetían actuación en la Plaza de Alfonso X, esta vez enmarcada dentro de la final del Desencaja, confirmando las agridulces sensaciones que ya vivimos en la jornada anterior (lee la crónica pinchando aquí). 

Si hubiera que destacar un showcase en cuanto a fiesta allí montada, este sería sin duda el de Bëlop. A base de sintetizadores, teclados y la voz de Fabio, este trío gallego supo hacer saltar al personal presente en la sala Trocadero con canciones como That Kind of Feeling. Vencedores en 2012 del concurso Red Bull Indomesticables, su carrera ha sido un no parar pasando por festivales como FIB o el Arenal Sound y eso se notó sin duda.

belop

Llego la hora de los esperadísimos León Benavente en el Teatro Pedro Muñoz Seca. El teatro a reventar disfrutó de esta banda que, a pesar de su todavía escaso setlist, no defraudaron con canciones como su hit Ánimo, Valiente o Rey Ricardo las cuales fueron coreadas como himnos. Su magnífica actuación, la única del teatro que no se dejó encorsetar por la seriedad de este escenario, arrancó a los espectadores de sus butacas entre bailes, gritos y aplausos, sobre todo tras el rabioso cierre con Ser Brigada.

Leon benavente

Pasado el huracán llegaría el mallorquín Luis Albert con su banda L.A. rock con tonalidades más folk. Artista ya reconocido que ha girado y triunfado por multitud de escenarios. Esta vez, con su último trabajo "Dualize", regresaba a sus inicios y no desentono en la fiesta montada en el teatro, un concierto más que correcto pero sin margen para para salirse del sobrio guión establecido.

LA

El cierre de esta edición quedó enmarcado por el especial concierto de La Canalla. No sin quejarse del difícil horario con el que les tocó lidiar, Chipi se lo tomó con humor y filosofía y, entre trago de whiskey y cigarrillo de liar, fue desgranando su ecléctica copla contempóranea cual crooner al frente de una banda de jazz. Maravilloso proyecto el de estos gaditanos, nacido en el Albergue de Barcelona, difícil de encajar en cualquier festival a excepción claro está, del único e irrepetible Monkey Week.

La canalla

Publica tu comentario en Facebook