Agnes Varda 4

BERLINALE 2019

SECCIÓN: Oficial. Fuera de Concurso

DIRECCIÓN: Agnès Varda

GUION: Agnès Varda

SINOPSIS:

Agnès Varda toma asiento en un teatro. Esta gran fotógrafa profesional, impecable artista de videoinstalaciónes y, fundamentalmente, cineasta pionera de la Nouvelle Vague, es una incuestionable institución del cine francés, siempre caracterizada por convertirse en una  feroz oponente de cualquier tipo de pensamiento institucional. En esta película, decide ofrecer información sobre su obra, utilizando extractos de su trabajo para ilustrar, de manera más asociativa que cronológica, sus visiones e ideas artísticas. Su charla animada, rica en anécdotas e inteligente se divide en dos secciones. En primer lugar, elucida su "período analógico" de 1954 a 2000, en el que la directora de cine está en primer plano, en tanto que joven mujer que se propuso reinventar el cine, mostrándose siempre abierta al azar y a los momentos documentales, incluso en la ficción. Varda argumenta como con cada nueva película cambió su estilo narrativo. En la segunda parte, Agnès Varda se centra en los años del 2000 al 2018, y muestra cómo utiliza la tecnología digital para mirar el mundo de una manera propia y única.

Ya sea frente a la cámara o detrás de ella, Agnès Varda es una narradora visual que evita las convenciones. Junto con algunos de sus compañeros de viaje, este film regala a la audiencia a un viaje a través de su mundo de imágenes poco ortodoxas.

CALIFICACION: 9

COMENTARIO CRÍTICO:

En un momento de esta sencilla, cercana y sapientísima despedida fílmica, Agnès Varda confiesa que, quizás, la médula espinal de toda su veterana y prolija voluntad creadora haya sido la resolución que se plantea entre la captura de la realidad y la representación de esta dentro del plano. VARDA PAR AGNÈS no es sino el lúcido intento de la cineasta por reflexionar sobre esta encrucijada autoral, proponiéndose ella misma, su figura oradora, en el centro de ese dilema. La realidad: una cineasta habla sobre su obra. La representación de la misma: el trabajo cinematográfico urdido para que la palabra y el pensamiento de aquella queden expuestos con nitidez, hondura y gracilidad. VARDA PAR AGNÈS parece autoformularse como la confesión del mago que quisiere dar a conocer el truco del conejo y la chistera. Sin embargo, esto no ocurre. Aquí tenemos una maga que se saca del sombrero a ella misma ejercitando ante el público ese número una y otra vez. Mediante la concatenación de extractos de alguna de las muchas conferencias que ella misma ha impartido en los últimos años, esta honesta despedida cinematográfica de una de las fundadoras de la Nouvelle Vague, intercalados con material perteneciente a sus propias obras, analizado irónica y jugosísimamente por ella misma, VARDA PAR AGNÈS respira sinceridad, cercanía y persistencia. Ni lamentos ni vanidades. La frescura de una inspiración motriz, el trabajo inasible sometido a la creación de la apariencia, el ansia por compartir el bagaje de una vida entera tratando de poner su cámara únicamente al servicio de su reconocible libertad creadora. Habla la Varda. Toma la palabra su cine. Nada más que decir, cuando todos sus planos son verdades que quedan por ver...

Publica tu comentario en Facebook