Sexta Columna 2

 

 

No es un programa de reportajes de actualidad al uso, cada semana es un monográfico de un hecho vigente que afecta a la sociedad. Tampoco es uno sólo ‘El que pone la música’, es un equipo de profesionales formado por siete personas. La opinión, marcada por la habilidad interpretativa y musical que lo acompaña en cada programa, ha hecho de ‘La sexta columna’ un espacio informativo vinculado al entretenimiento. Si algo llama la atención en la hora que dura la emisión, son las canciones asociadas a las imágenes en cada momento.

Si esta sección tiene este nombre se lo debe a ‘La sexta columna’. Que hagan recuento los seguidores del programa de las veces que gritan “¡qué temazo”! los viernes de 21:30 a 22:30. O que un especialista en social media enumere los tuits que mencionan a ‘El que pone la música’ en este espacio. Pues eso…

“Fue casi un movimiento en Twitter, nos decían que el que ponía la música en el programa tenía el mejor trabajo del mundo”, afirma uno de los redactores. La idealización de ese personaje les llevó a hacerle un perfil oficial en Twitter.

Mario Matallanos, Sara Ramiro, Alma Eguidazu, Javier Castillo, David Miñana, Rodrigo Blázquez, José Manuel Cabrera y Óscar de Paz son un equipo de redactores melómanos y de estilos diferentes. Cada semana forman un juego de palabras con las letras de la canciones y dibujan un retrato de la actualidad con un importante equipo de documentación. Una pintura audiovisual y realista que hace “digestible y ameno lo que es difícil de asimilar, ya que se tratan temas complejos como la economía y la política”, afirma Javier Castillo, miembro de ‘La sexta columna’. Desde sus comienzos, la música ha tenido gran relevancia en el programa, pero a día de hoy, no se concibe un montaje exento de este rasgo tan característico. “Montamos pensando con qué música vamos a hacer cada bloque, lo primero es el guión, trabajo de campo y cómo vamos a construir la historia a través de la música”, explica Mario Matallanos.

 

Afirman que dedican un día entero para buscar música relacionada con el guión. Hay excepciones eventuales como la detención de Rodrigo Rato, cuando el programa se hizo en menos de veinticuatro horas, y aún así, menudo atino. Desde el título ‘Qué mal Rato’, en consonancia la canción que lleva el mismo nombre de ‘El Drogas’, hasta el archivo musical completo que no falló a pesar de la celeridad con la que fue elaborado.

No hay programa que quede libre de todos los estilos. Un declive gubernamental de anteriores mandatos se verá reforzado con un ‘I´m going down’ de Bruce Springsteen. Promesas electorales no cumplidas salen a relucir a ritmo de The Clash. Y qué mejor que entonar a Sex Pistols para hablar de una crisis monárquica. Otros, más previsibles, como Javier Krahe junto a Sabina, sonarán para tratar lo relacionado con la OTAN. Aunque siempre hay un punto de sorpresa en el que te vienes arriba si presentan a Luis Garicano mientras suena ‘Here comes your man’ de Pixies. Eso sí que es un chascarrillo bien editado. Para lo casposo y la época dorada española de derroche y construcción ya sonarán los Gipsy kings y su afamada versión de ‘Hotel California’.

 “A veces, hay grupos que podrías meter durante todo el reportaje porque son todo canciones protesta” nos dice David Miñana, “pero muchas otras son los propios entrevistados los que mencionan una canción que hace el juego”, concluye.

El target del programa pertenece a un público cuya franja de edad oscila entre los 40-55 años, ya no es ese público tan joven que al principio consumía los contenidos de la cadena en general. Para ellos, Raphael, ‘Paseando con papá’, ‘It´s my party’ de Lesley Gore, ‘La Macarena’, Luz Casal, la Creedance clearwater revival, o Bob Dylan entre otros. Y para los eternos modernos, Depeche Mode, que aunque los han tenido en reposo, han vuelto a dar la nota en el último programa. “Habrá quien coja los guiños y quien no, pero hay un bloque para cada momento”, dice Sara Ramiro.

Con una media de 50 a 60 canciones por programa, son muchos los sellos discográficos que se interesan por aparecer en este espacio y envían sus discos para promocionarse. Así que nada está vetado, únicamente lo que se repite en el mismo programa o géneros como el reggaeton que sólo ha aparecido en una ocasión puntual.

Para quien no quiera perderse ni un solo tema de los que suenan, hay disponible una lista de Spotify con cada uno de los capítulos que se emiten. Iniciativa que tuvo ‘La sexta columna’ debido a la importancia que le prestan al oído de su audiencia. Pioneros en este adelanto, otros como ‘Viajando con Chester’ ya anuncian en sus créditos dónde pueden encontrar la música que suena en el programa.

Aunque los redactores bromean con la idea de ‘El que pone la música DJ Set’ para festivales, no es de extrañar que pronto los veamos como cabeza de cartel en ciertos eventos, aunque, esperemos, no sea en victorias electorales. 

Publica tu comentario en Facebook