No sabemos si es porque era gratis, porque el cartel nos traía de lo mejorcito del panorama musical alternativo o porque a nosotros nos encantó. El caso es que aún seguimos en shock tras lo vivido el pasado jueves en el campus de Fuenlabrada de la Universidad Rey Juan Carlos. Doce mil personas disfrutando de un jueves al más puro estilo universitario. Sangría o cerveza en mano, disfrutando de la música y de la vida en general.

14355542 10153899434427997 4048441713525629870 N

Llegábamos no con muchas expectativas al ver que cada artista no estaría más de media hora en el escenario y preocupados de que, al ser gratis, aquello se llenara de gente haciendo botellón haciendo caso omiso a quienes estaban regalándonos su música desde el escenario. Nada más lejos de la realidad.

La tarde comenzaba a las 17:00 con el programa de Julio Ruiz, Disco Grande, en directo presentando a algunos grupos de la URJC. Pronto nos enterábamos de quién se escondía tras ese “Invitado sorpresa” que leíamos en el horario facilitado por Radio 3 (y no podíamos estar más contentos): Izal, que últimamente se apunta a un bombardeo.

Antes, con el campus ya a rebosar, La Pegatina nos regalaba un mini concierto en acústico en el que no paramos de bailar y cantar al son de la mejor rumba catalana del panorama nacional. Sin embargo, echamos de menos los instrumentos de viento que siempre acompañan a este grupo y, por supuesto, a muchos de sus miembros, en especial, a la potente voz de Maribel, “la Canija” en un tema tan bueno como pegadizo como es “Alosque”. “No estamos todos, falta Maricarmen” se oía entre el público. El final del concierto estuvo a la altura de las circunstancias: Adrià nos hizo cantar a los miles de almas que poblábamos el recinto con un juego musical, antes de despedirse al son del hijo de Maricarmen, en una versión más acústica y, por ende, más relajada.

La fiesta continuaba. ¡Y cómo continuaba! Comenzaba a sonar “Aire y hueso” de Izal, quienes enloquecían al público allí presente. Seguidamente “Palos de ciego”, “Agujeros de gusano” y la archiconocida “¡Qué bien!”, para terminar rompiéndonos la garganta cantándole a “La mujer de verde”. Íbamos a decir que nos dejaron con ganas de más, pero es que eso es un habitual en un grupo como Izal, quienes en apenas cuatro años han protagonizado un crecimiento bestial. Aun así, se echaron de menos temas como “Copacabana” y “El Baile”. Por cierto, ayer en el Neox Rocks dieron una fantástica noticia: Cerrarán la gira “Copacabana” en el Palacio de los Deportes de Madrid en febrero. Iremos informando.

14449939 1001589366636012 4671991500149878637 N

Antes de que Depedro saliera a escena, nos enterábamos de que justo ese día Rulo estaba siendo papá y no podría estar en el escenario de Radio 3. Nos encanta que ese hubiera sido el motivo de su ausencia, pero más no habría encantado verle esa tarde.

Para compensar, Depedro y Second alargaron ligeramente sus conciertos. El estilo muy personal de un experimentado, pero no muy conocido, Depedro. Su voz cálida y expresiva terminó siendo la que más tiempo estuvo sonando sobre el escenario. Era el turno de Second. Los murcianos estuvieron a la altura de las circunstancias, ofreciendo su estilo rockero alternativo, con cinco temas bastante conocidos entre los seguidores del Rock Indie más puro, como son “Rincón exquisito”, “2502” o “Nivel experimentado”.

Con la noche ya sobre nosotros, era el turno de la ubetense Zahara, una de las más esperadas entre los jóvenes que amontonaban el campus. Nos recordó a sus inicios regalándonos ese estilo relajado y melódico tan personal, acentuado con un acústico armonioso. Ella y la guitarra, la guitarra y ella. Quizás así es como se disfruta de verdad a Zahara. Fue la actuación más corta de la noche, y se notó. Nos habría gustado escuchar algo más.

Tocaba cambiar de estilo. Rayden llegaba para ofrecernos un concierto en acústico emotivo y tranquilo. Le acompañaron dos guitarras, Mediyama como segunda voz y, atención, Marwan, quien nos dio la segunda sorpresa de la noche, tras la de Izal. “Qué triste sería ser como quieren que seas” sería el inicio de la actuación de uno de los raperos más comerciales y seguidos en la actualidad musical de nuestro país.

14448815 10153899689572997 2575637888741898848 N

Y la tercera sorpresa fue el fiestón que montaron Sidonie, quienes presentarán su octavo álbum el 30 de septiembre. Y no, Marc, ese día no iba a ser “Un día de mierda”. “El peor grupo del mundo” (título del último trabajo), nos regaló media hora en la que no paramos de bailar, gracias al buen rollo que desprendían desde el escenario. “Costa Azul”, “Carreteras infinitas” y “El Incendio” fueron solo algunos de los cinco temas que hicieron las delicias de los allí presentes. Sin duda, de las mejores actuaciones de la noche, si no la mejor.

A continuación la que fue, casi con total seguridad, la decepción de la noche: Iván Ferreiro. Nos gustó el inicio, terminado el concierto de Sidonie, cantando con Marc “Estáis aquí”. Sin embargo, una vez comenzada su actuación echamos de menos algo más del estilo anterior a la etapa electrónica en la que está inmerso actualmente. De los apenas tres temas que tocó, salvamos “El equilibrio es imposible”, que se despegó del ritmo tan repetitivo de las dos canciones siguientes. No todo podría ser bueno.

El día estaba llegando a su fin, pero aún quedaban dos actuaciones que prometían bastante. El rapero Shotta pasó a ser lo más destacado de la noche entre los seguidores más rappers. Un concierto muy activo y entretenido, complementado con la voz del andaluz, encandiló a los seguidores del rap y hiphop español.

Como broche a la espectacular fiesta que montaron nuestros compañeros de Radio 3 y la Universidad Rey Juan Carlos, Elyella DJs ofrecieron una sesión de Indie y electrónica que provocó que nos fuéramos con un grandísimo sabor de boca después de una tarde diferente pero divertidísima. Además, si decimos que comenzaron con la sintonía de Stranger Things…

En resumen, una tarde para recordar. El cartel estuvo a la altura y el ambiente fue de diez. La organización sin fallos de gran importancia. Eso sí, aún nos seguimos preguntando cuánto le costó a la URJC la constante publicidad que Radio 3 les hacía a sus grados.

Solo esperamos que no haya que esperar a que una universidad celebre su 20º aniversario para volver a disfrutar de eventos como este. Ambiente universitario, buen tiempo y entrada libre. Sin duda, un sobresaliente para Radio 3, la URJC y casi todos de los diez artistas que se subieron al escenario del campus de Fuenlabrada.

Y como dijo Mikel Izal, anonadado tras ver la cantidad de público que se amontaba en el recinto: QUE VIVA LA MÚSICA.

(Gracias por los aportes a Nando Ochando y Jorge Ocaña.)

Fotos de Aurora Maciá y del Facebook Oficial de Radio 3 

Publica tu comentario en Facebook