Guitarra

Estamos en una época en las que la sobreinformación, debida a la red,  sea capaz de ofrecernos una gran cantidad de sitios en los que podemos escuchar música sin necesidad de gastar dinero.

Quién no ha pensado alguna vez: ¿por qué hay algunas clases de arte que pueden ser disfrutadas sin necesidad de gastar dinero en ellas? Pongamos el caso de la pintura o escultura, en cualquier sitio web, podemos consultar la colección de cualquier pintor, y sólo para algunos privilegiados, queda el disfrutar de los originales. Aún siendo una metáfora algo disparatada, ya que los precios entre la pintura o escultura y la música son bastante diferentes, quiero dejar constancia de que el poder indagar sobre diferentes grupos, e investigar diferentes grupos, hace que podamos conocer infinidad de tipologías musicales, que de ninguna otra forma habrían llegado a nuestras manos.

Toda esta disertación está vinculada a una noticia que hemos podido ver estos días en los telediarios: “… Los conciertos salvan la industria musical…”. Los datos son demoledores, según la Asociación de Promotores Musicales (APM), los ingresos por entradas a conciertos se ha incrementado en un 117 % en la última década.

Sin entrar en más detalles, en lo musical, el consumidor se está dejando de intermediarios, es decir preferimos ir a comprar las hortalizas a los agricultores directamente. Hemos pasado de dar nuestro dinero a los músicos directamente, sin tener que pasar por las discográficas, distribuidoras, intermediarios y demás agente de la cadena clásica comercial.

Esto se traduce en que todos escuchamos más y mejor música y que preferimos ir a disfrutarla en directo. Espero que podamos seguir en la misma línea, dentro de la legalidad. Qué mayor placer para un músico que poder ser escuchado sin fronteras y poder viajar dando conciertos en festivales y salas. Vuelvo a repetir que no se trata de prohibir los accesos a las diferentes páginas que nos ofrecen música sino saber cual sería la forma legal de poder hacerlo. Estamos en tiempos de cambios y las Discográficas deberán reconvertirse en Promotoras (algunas van de camino), para poder continuar en la industria musical en un primer plano.

Para terminar páginas como esta que lees buscan la manera de informar y divulgar noticias musicales para que todo el público sea consciente de la inmensa diversidad musical que nos rodea.