Hacerse Elmuerto

Título: Hacerse el muerto

Autora: Andrés Neuman

Editorial: Páginas de Espuma

Año de publicación: 2011

Género: Narrativa_Relato / Cuento

"Mucho más urgente que noquear a un lector es despertarlo"

Así empieza el tercer decálogo de este cuentista, novelista y poeta que es Andrés Neuman. Y para aquellos que nunca se han acercado a este subgénero narrativo diré que bien podrían hacerse una idea con esta conclusión del autor sobre lo que un cuento encierra.

En un mundo de prisas, donde a veces carecemos de una hora contante y sonante para sentarnos a disfrutar de una buena novela, y en un mundo donde no siempre es fácil encontrarla, los cuentos nos ofrecen la esencia, la anécdota, la pulpa, en definitiva, el germen desde donde se construyen las buenas historias. Eludir lo detalles no tiene por qué ser malo, siempre y cuando tengamos autores como Neuman que saben decir lo justo para despertarnos, y así salvarnos de ese soporífero aburrimiento donde a veces, mil y pico de páginas no bien escogidas, nos dejan abatidos.

Hacerse el muerto es la cuarta obra cuentística que este autor publica y en ella encontramos siete apartados donde se recogen por una relativa temática los treinta cuentos más el decálogo ya mencionado.

El primero, que además da nombre a la obra, aúna una serie de personajes que viven de cerca la muerte: un fusilado que reflexiona sobre su miedo, un padre que juega a no estar vivo hasta que la vida irrumpe en su tranquilidad, un hijo que espera los efectos personales de su padre fallecido, un suicida con ataques de risa, o un testigo de la muerte que piensa reconciliarse con la vida.

El segundo apartado, "Una silla para alguien", aún se centra en la muerte pero desde una perspectiva diferente, pues toma real importancia el recuerdo de aquellos que se fueron, sin reflejar un melodrama, puesto que lo que intenta Neuman en este libro es más bien retratar una visión tragicómica de la vida, donde la tragedia, como no, está presente, pero donde el humor y el absurdo le quitan el peso sentimentaloide.

"Sinopsis del hogar" es el tercer apartado en el que la temática fúnebre se disipa un poco, y se focaliza en una mirada decepcionante del hogar, cuyas reflexiones se extraen de las relaciones humanas venidas a menos.

En el cuarto bloque, llamado "Bésame, Platón", el punto de conexión entre los cuentos es el amor, pero no un amor repetitivo, aburrido y monotemático, sino todo lo contrario; encontramos aquí un amor variado, lleno de sorpresas, de matices y de contradicciones. El autor va desde el más aburrido amor conyugal, al más absurdo amor sexual; del aquitepilloaquitemato en el que la estructura de anuncios de contactos son capaces de enumerar muchas historias diferentes, al que una monja descubre como camino consentido al infierno; y desde luego, también pasará por el amor homosexual.

El propio nombre ya del quinto apartado, "Monólogos y monstruos", anuncia un narrador protagonista que imita el monólogo interior, en el que el desenfreno melancólico sale a relucir a través de muy diferentes miradas: la anhelante de una vida ajena, el aduanero estadounidense de lenguaje tosco, el agente inmobiliario al que ni la muerte le ablanda el corazón, la de un asesino que reprocha a su mente no calcular a tiempo las consecuencia de apretar el gatillo, o la de un obediente que simplemente encuentra en los libros de visita su modus operandi para vivir.

El sexto se define como un "Breve alegato contra el Naturalismo" en el que el primer principio de la realidad lo constituye la teoría de cuerdas que nada tiene que ver con la Física, sino más bien con la observación por parte del protagonista de un patio de vecinos donde todos exponen su verdadero yo a través de los cordeles de la ropa...Simplemente excepcional. Y en el resto de los cuentos de este apartado las realidades mostradas son compartidas por la víctima de un asesinato, por el poeta que cuenta el horror de la Humanidad, por una guerra entre cartero y destinatario, y por Arístides, con quien finaliza el alegato al Naturalismo como no podía ser de otra manera, alegando una pasión desenfrenada por el lenguaje.

Del último apartado, poco hay que decir, salvo para aquellos curiosos que quieran conocer más del cuento de la mano de un verdadero cuentista, y sin que creáis que se tratan de lecciones, os invito a que hagáis una incursión en este mundo, y descubráis que no hay reglas, y que precisamente eso lo hace aún más grande, porque en cada decálogo surgen conclusiones nuevas, porque en cada cuento surgen historias nuevas, y lo único verdaderamente increíble para nosotros, los lectores, es que con la suma de todos ellos se abre nuestro apetito de buscar y buscar cuantas más experiencias mejor; de fijarnos en los detalles y hacer de nuestro universo mil anécdotas posibles de contar en lo que suma un cuento.

Página web: http://www.andresneuman.com

Otros enlaces:

http://www.facebook.com/pages/AndrésNeuman/42495086330?fref=ts

https://twitter.com/andresneuman

http://andresneuman.blogspot.com.es (para seguir conociendo al autor, en microréplicas encontraréis reflexiones del autor)

Publica tu comentario en Facebook