Los Enamoramientos

Título: Los enamoramientos

Autor@: Javier Marías

Editorial: Alfaguara

Año de publicación: 2011

Género: Narrativa / novela psicológica

Parece poco probable que la cafetería donde uno para a desayunar y donde coincide todos los días con la misma pareja de desconocidos haga que tu vida gire en torno a ella. Pero no somos pocos los que nos dejamos llevar por esas casualidades y los que hacemos de ella parte de nuestra vida, porque en la observación diaria a veces se rellena un vacío del que no siempre somos conscientes.

Eso le sucede a María Dolz, protagonista y narradora de esta obra, cuya voz nos hará reflexionar sobre los enamoramientos en general. Es una voz que reflexiona de manera continuada en los silencios de sus pensamientos y que muestra el retrato de todos aquellos que dejamos paso a nuestra vida interior mientras observamos por ejemplo a una pareja idílica que desayuna a la misma hora y en la misma cafetería que nosotros, o que María antes de ir a la editorial donde trabaja.

"Eran el breve y modesto espectáculo que me ponía de buen humor antes de entrar en la editorial a bregar con mi megalómano jefe y sus autores cargantes"

De este encuentro casual mañanero, parte la trama central pues el marido de esa pareja, Miguel Desvern, muere de manera inesperada y dramática, lo que hace desvanecerse la ilusión de esa pareja y la mirada de la protagonista que veía en ellos un hálito de esperanza en la vida y en el amor. Pero precisamente este hachazo hace que María se acerque a la viuda desolada, Luisa Alday, y a su vida, fundamentalmente a la compañía de un amigo concreto, Javier Díaz-Varela.

Los devaneos del destino deparan para María una relación con Javier lo cual le ayudará a seguir investigando en su interior sobre los enamoramientos, pero no como una reflexión filosófica sobre el amor que pretenda contarnos a los lectores su visión doctrinal de éste, sino más bien como un objetivo propio de la trama en la que el argumento se puede simplificar al máximo, pero no la manera de hacérnoslo llegar.

La novela se centra en la que la imprecisión de los detalles que desde la primera página el lector va viviendo, sin saber ni esperar qué irá a suceder; se van dibujando precisiones que María constituye como su propia visión subjetiva bien de lo que acontece, o de lo que intuye, o incluso a veces imagina; cosas que se le antojan imprecisas y que ella deberá ir esclareciendo porque su propio yo así lo necesita.

Si pasáramos por alto todos esos detalles que se constituyen en la voz de la narradora no habría novela, Javier Marías intenta reflejar la intimidad de una mujer por medio de su voz introspectiva, sin que la prosa se haga aburrida y repetitiva, todo lo contrario, nos encontramos con una prosa profunda y cautivadora en la que en la que lo genial es ver que el tiempo real se traduce exactamente así en nuestras vidas. No dejamos de observar, de pensar, de vaticinar, de reconstruir sucesos, en definitiva, de darle vueltas a las cosas, y no hay un tiempo que pueda medir lo que ocupamos en hacer todo esto. Por eso, esta novela podría incluso alargarse a más de cuatrocientas páginas porque nuestra reflexión no acaba nunca. Sin embargo, Javier Marías sabe darle fin a las historias concretas que se cuentan aquí, el drama y el suspense de la muerte, las historias de amor no correspondidas y el retrato de la vida diaria, para que finalmente, el lector quede satisfecho con un final cerrado pero al estilo de la narrativa actual donde lo realmente interesante es haber llegado a profundizar en el autorretrato de María Dolz, la protagonista; conocerla de tal manera que incluso podamos coincidir en muchas de sus reflexiones y opiniones, porque lo verdaderamente importante en la literatura a veces no es acumular historias sino conocer maneras de pensar que en un momento determinado pueden llegar a ser incluso propias.

"La ficción tiene la facultad de enseñarnos lo que no conocemos y lo que no se da"

Más información en la web del autor

Publica tu comentario en Facebook