Amira 3

Título Original: Amira

Dirección: Mohamed Diab

Guion: Mohamed Diab

Música: Khaled Dagher

Fotografía: Ahmed Gabr

Reparto: Ali Suliman, Samira Al Aseer, Seba Mubarak, Saleh Bakri, Kais Nashif, Isaac Elias, Ziad Bakri, Nadeem Rimawi, Suhaib Nashwan, Mohammad Ghassan, Tara Abboud, Assaf al Rousan

Nota: 8.1

Comentario Crítico:

La humillante situación que vive el pueblo palestino, sometido al imperativo degradador del despótico poder israelí, no cesa de prestar su cruenta encrucijada de iniquidades en calidad de material sobre el que ejercer la denuncia cinematográfica. AMIRA, tercer largometraje del egipcio Mohamed Diab, se postula con celeridad como una de las más fieras de entre todas las estrenadas en los últimos tiempos. Posee la virtud de apurar al máximo las magníficas, numerosas posibilidades que depara un punto de partida tan consternante como ignominiosamente retorcido e ignorado.

Las duras condiciones impuestas por la justicia israelí a los presos palestinos condenados por terrorismo incluyen el nulo contacto físico entre estos y sus familiares. Consecuentemente, las relaciones sexuales entre parejas están vetadas. Se sabe que desde 2012 bastante más de un centenar de niños palestinos han nacido gracias a un oscuro entramado carcelario, cuyo engranaje incluye el tráfico de esperma masculino. La protagonista del film es una de ellas.Amira 5.jpg

Amira es hija de Nuwar, un líder terrorista palestino. Nunca ha podido acariciar a un padre al que ama y venera. Los únicos momentos de contacto habidos durante toda su existencia han tenido lugar en el locutorio del penal al que acude con Warda, su madre, siempre que les es permitido. El film arranca describiendo con detalle los pormenores de uno de esos encuentros. Rutina y afecto, ansiedad y trámite vigilado con metralleta, júbilo y acatamiento a través de un cristal: la sumisa, recluida costumbre de la imposibilidad de un roce; la relación familiar convertida en ocasional obediencia a una formalidad reprendedora entre rejas.

El meollo argumental del film lo principia el deseo del padre de volver a tener un hijo. La madre se mostrará renuente. Amira se convertirá en adalid de Nuwar y reprenderá a su madre por no someterse al requerimiento de este. La aceptación final de Warda dará lugar a una sorpresiva y aturdiente revelación. Nada volverá a ser igual para los tres personajes. Amira se verá sumida en una abrumada inercia de interrogantes, descolocaciones y pesadumbres. Todas ellas atacarán con saña los cimientos identitarios sobre los que ha construido las esperanzas de su vida.Amira 4

AMIRA convence en todo momento por el rigor con el que el director atiende la urgencia de los hechos, el escueto marco temporal en el que estos se desarrollan, y, sobre todo, la compleja maraña de reacciones que proponen todos los personajes. Diab huye de enjuiciamientos, didactismos y planteamientos maniqueos. La mirada ejercida sobre la sociedad palestina está muy lejos de ser complaciente: la furia con la que es increpada Warda desenmascara la dificultad de ser mujer en una Palestina opresivamente heteropatriarcal.

La radiografía resultante es desoladora. Israel confina con alambradas, drones, tiros y corrupción entrañadamente villana la voluntad de un pueblo, dentro del cual permanecen asumidas las reclusiones ancestrales, religiosas y cotidianas que zahieren la libertad de las mismas de siempre. Amira se da de bruces contra esa sinrazón. El film se pliega con trágica emergencia a las inmisericordes aristas de ese trayecto.

(*) Este listado comprende todas las películas vistas durante todo el 2021 ya sea en sala de cine nacional atendiendo al calendario semanal de estrenos, ya sea en los distintos certámenes cinematográficos nacionales e internacionales a los que hemos tenido acceso, ya sea en plataformas audiovisuales online.

 

Publica tu comentario en Facebook