Hablar Solos

Título: Hablar Solos

Autora: Andrés Neuman

Editorial: Alfaguara

Año de publicación: 2012

Género: Narrativa / Novela psicológica

"Hablar solos" no es señal de demencia...más bien se convierte, a veces, en una necesidad que te ubica y te alienta cuando más lo necesitas. Y no hablo sólo de esta última novela de Andrés Neuman, que como todas, debería ser parte de nuestra biblioteca, sino de cultivar nuestro más sincero yo, dando cuerpo a los incesantes murmullos que retumban en nuestra cabeza y que no son más que la reproducción de todo aquello que nos constituye como personas, y que también nos atormenta.

Sería todo un acierto afirmarlo de nuestros protagonistas, puesto que ellos se enfrentan a una situación tan dura como es la muerte. Mario y Elena son el matrimonio protagonista que se enfrenta a la noticia de la inminente muerte de Mario, y a la consecuente, e inminente también, soledad de Elena. Ante tan frustrante futuro, intentan paliar la crudeza del momento aprovechando el tiempo que queda; Mario se embarca en un último viaje en su camión pero esta vez con la compañía de su hijo Lito; y en el caso de Elena, cometerá errores que no son más que la huella del miedo a su presente y a su futuro.

Lo genuino de esta novela es que cada personaje protagoniza con un monólogo interior el capítulo que lleva su nombre. Toda la historia se gesta a partir de la mente de estos tres personajes que dan rienda suelta a sus devenires, a sus preocupaciones, a sus observaciones y como no, también relatan sus acciones. La vida y la muerte se funden en estas tres visiones tan diferentes que observan la realidad desde diferentes prismas. Es obvio que para Mario y Elena la crudeza estará más latente, sin embargo, Lito ofrece esa visión tierna de la vida, pues como niño que es, se le protege de la realidad y este viaje con su padre no era el último viaje como lo era para Mario, sino más bien correspondía a una aventura junto a su héroe favorito, su padre.

En la soledad de la carretera Mario y Lito llevan en su cabeza dos historias muy diferentes; y en la soledad del hogar, Elena afronta que su presente va a ser parte del futuro; la despedida ha comenzado y la soledad también...llegar al sosiego en medio de esa catarsis no es fácil, pero sus reflexiones y las lecturas, que además le ayudan a completar sus reflexiones, nos mostrarán la exploración más intensa de la novela sobre el yo.

En una novela de autoconocimiento, como es ésta, tanto para los propios personajes y como para los propios lectores, quienes quizá no estamos acostumbrados a este tipo de narrativa donde lo esencial de la historia es el yo aterrado, desconsolado, temeroso... un yo que no dista mucho de la realidad que a alguno de nosotros nos rodea, el autor ofrece un cursillo intensivo sobre el valor de hablar con nosotros mismos, de plantarnos ante la vida y seguir hablándole, de plantarnos ante la muerte y seguir lúcidos. Esta novela, lejos de ser un mero entretenimiento, es capaz de movernos a una reflexión en la que nuestros propios pensamientos pueden protagonizar el momento que vivimos, pero que éste no pase de puntillas, tenemos que aprender a hablar solos porque nosotros también tenemos muchas cosas que decirnos.

Enlaces:

Página oficial

Facebook

Twitter

Otros

Publica tu comentario en Facebook