Cronica Sansan 2015 Jueves 3

Segunda edición del festival más madrugador del panorama nacional que arrancaba con la incertidumbre y el sabor agridulce que dejó el año pasado en muchos aspectos.

Belako inauguraron, con absoluta puntualidad, nuestro particular vía crucis de conciertos  en el escenario principal siendo la antesala de Mario Vaquerizo y sus Nancys Rubias, que por suerte o por desgracia no vimos. Los vascos llevan un recorrido ascendente imparable desde que empezasen allá por 2011, sin parar de girar algo que se nota en su potente directo que hizo las delicias de todos sus fans.

Cuando llegamos al escenario Master’s, La Suite Bizarre ya había tocado un par de temas y nos enganchamos sin problema a la fiesta que tenía montado este atípico grupo y que hubiese encajado muy bien a última hora de la noche y sin tanta luz. Fue en el mismo escenario donde aparecieron Delacruz, el nuevo proyecto de Miguel Rivera, y que intercalaron en su setlist algunas canciones cien por cien delacrucianas con temas de la disuelta Maga.

En el escenario Desperados, el principal, un Nacho Vegas flanqueado por una poderosa banda dio un concierto magistral, redondo, sin grandes parafernalias pero con mucho oficio. Los sevillanos Full, dieron el primer gran pelotazo de la noche en el escenario Master’s, donde no cabía un alfiler y la conexión entre banda y público hizo click desde el primer momento. Sin duda este ya no es el escenario adecuado para una banda que no para de crecer y que arrastra a tantos seguidores.

Sidonie arrancaba enarbolando su bandera canadiense en todo lo alto del escenario Desperados, dispuestos a hacer vibrar a un público que no paraba de corear todos sus temas, especialmente los más clásicos como “Costa Azul” o “Los Olvidados”. Posiblemente fue el concierto más redondo de esta primera jornada del SanSanFestival.

Jack Knife,  de los que ya pudimos disfrutar en la edición pasada, rugían en el escenario de la piscina presentando su último EP y haciendo saltar con a todos los asistentes al filo de la media noche con temazos como “ Revelation” dando un gran espectáculo con cantante entre el público incluido!

cronica-sansan-2015-jueves-2

Llegaba el plato fuerte de la noche, Izal, estos omnipresentes reyes del panorama indie aparecían para dar un buen concierto, que tampoco será recordado como su mejor directo. La banda, que terminó su gira el pasado sábado reventando el Palacio de los Deportes de Madrid, con un directo conocido por la mayoría, sigue siendo una atracción de masas allá por donde pasan y en Gandía no fueron menos con un público entregadísimo en cada uno de sus temas. Tres discos , como tres soles le ha bastado a Izal para llenar por donde pasan, su show, una mezcla de sus trabajos, es efectivo, su actitud es impecable y sus estribillos recordables y pegadizos, necesitan solo dos acordes de "Prueba y error" o "Despedida" para que el Karaoke salte

A mitad de concierto, pudimos escaparnos de la multitud para disfrutar con Smile,  que siempre crean un buen ambiente por allí por donde tocan y con su buen rollo surf/folk, como viene siendo habitual, terminaron tocando mezclados entre el público, improvisando sobre la marcha temas de Los Beatles, en definitiva disfrutando de lo que hacen.

Para el último concierto de la noche, antes de que llegasen Mendetz y Amable respectivamente para dar el cierre electrónico a la noche, nos decantamos por Dinero en el escenario principal, que a pesar de las horas que eran,  congregaron a un gran número de incondicionales que disfrutaron de un concierto en mayúsculas,  recordandonos por momentos a  Foo Fighters. Mucho rock y mucha energía la que derrochó  este trio sobre el escenario.

Publica tu comentario en Facebook