Arcade Fire   The Suburbs Reducida

Cómo presentamos el disco más esperado del 2010, qué podemos decir de Arcade Fire no dicho, pues diremos lo que sí sabemos. Un paseo por un montón de escenarios.

Diremos que el nuevo disco de Arcade Fire está co-producido por la propia banda y por Markus Dravs que además repite ya que fue también encargado en el anterior “Neon Bible”. Diremos que el disco tiene ocho portadas y no solo eso ha sido de larga duración sino que tiene el doble de canciones que de portadas, 16 cortes para un trabajo que pasa sobradamente la hora de duración.

Para muchos es el disco de lo que va de año, para otros es de la década, y hombre no vamos a ser tan espléndidos pero si diremos que  estamos ante un gran disco. La banda comenzó su andadura con un “Funeral” que rozó lo divino y catapultó a los canadienses a lo más alto, seguido de un grandilocuente “Neon Bible” que dejaba grandes temas pero que aventuraba un futuro muy negro para la banda, ya que parecía que estaríamos ante la nueva banda de rock Stadium, pues todos tranquilos.

Un disco que es un auténtico collage de canciones y estilos, donde sería imposible de enmarcar en una sola forma,  en el disco hay rock, pop, folk y todo lo que quieran, la banda abandona su orquesta y aplica los arreglos justos y necesarios demostrado en un comienzo perfecto, The Suburbs (la canción) es una de esas canciones difíciles de sacarse de la cabeza.

{youtube}NvokOD-EnMw{/youtube}

Además da paso a la canción más propia del grupo, que recuerda a sus anteriores trabajos “Ready to start” promete ser un vendaval en los conciertos. Canciones diferentes y a las que nos tienen poco acostumbrados hay muchas pero tal vez la más especial sea “Rococo” con un estribillo hipnótico. Hasta tres veces encontramos en el disco parejas de canciones, tres si contamos apertura y cierre, algo no demasiado habitual y además en las dos interiores las segundas partes son mucho más impactantes como si la primera sirvierá en ambos casos como introducción,  “Half Light”, es tal vez la pareja mejor parada.  A pesar que en Sprawl II la voz de Régine Chassagne suena de manera perfecta, siendo además la única canción en ella afronta como solista a pesar de acompañar a Win Butler (su marido por cierto) durante todo el disco.

{youtube}0L6ZFhZVOx0{/youtube}

Un disco que podríamos calificar de humilde en sus pretensiones con canciones sencillas como “Deep Blue” que aportan algo tan sencillo o difícil como una melodía, y por supuesto “Wasted Hours”, una canción que cualquier grupo "hypero" hubiera rechazado. Aunque también tenemos esos temas que pondrían de pie a cualquier persona como “Empty Room”. Lo dicho anteriormente, de todo.

Arcade Fire lo han vuelto a hacer, una vuelta de tuerca, un nuevo rumbo hacia lo simple, que tanto sorprende en los tiempos de superproducciones que vivimos, quizás arriesgado, quizá demasiado pronto, pero muy positivo en un tercer disco siempre complicado. Que deja una puerta a que no todo se lo pueden llevar los dólares, talento en estado puro y buenas canciones. Si queréis  "temazos" The Suburbs no es vuestro disco, si quieres disfrutar escuchando música, disfruta.

Publica tu comentario en Facebook